El mundo de la ciencia ficción está hoy de enhorabuena. La directora Lana Wachowski (parte de las Hermanas Wachowsky) ha confirmado que escribirá y dirigirá -esta vez en solitario- Matrix 4, la saga de un futuro distópico en el que no distinguimos realidad de ficción. Lana se convierte en la primera persona abiertamente trans en dirigir una gran superproducción de Hollywood.

VER: 5 razones para no perderte ‘Sense 8’

Con las primeras tres películas de la serie consiguieron un total de $1.600 millones en la taquilla. La nueva secuela tiene el potencial de convertirse en la pieza de arte trans más lucrativa de la historia.

Lana y su hermana Lilly co-escribieron y dirigieron la trilogía inicial de Matrix, lanzada entre 1999 y 2003, antes de que ninguna de ellas iniciase su transición ni el mundo supiese nada acerca de su transexualidad.

VER: Todo sobre el desenlace de ‘Sense 8’

Sobre la película os podemos contar que, afortunadamente para los fans, Keanu Reeves y Carrie Anne-Moss volverán a interpretar sus papeles de Neo y Trinity y que será Warner Bros la encargada de hacernos este regalo. Lilly ha decidido que no estará en la cuarta parte de la saga (sus motivos tendrá).

«Muchas de las ideas que Lilly y yo exploramos hace 20 años sobre nuestra realidad son aún más relevantes ahora. Estoy muy feliz de tener a estos personajes en mi vida y agradecida por tener otra oportunidad de trabajar con mis amigos».

VER: Emocionante anuncio de Gillette donde un padre enseña a su hijo a afeitarse

Años después de su lanzamiento, la trama ha sido evaluada como una alegoría de la experiencia trans. Estos temas incluyen la relación entre las sociedades trans y cis, la lucha interminable que surge al afirmar su identidad y «esa sensación irresistible de que tiene que cambiar algo en tu vida o todo se desmoronará de todos modos».

Lilly habló acerca de esta interpretación de la película mientras aceptaba un premio GLAAD con su hermana en 2016. «Hay un ojo crítico en Lana y en mi trabajo a través de la lente de nuestra transexualidad».

“Esto es algo genial porque es un excelente recordatorio de que el arte nunca es estático. Y aunque las ideas de identidad y transformación son componentes críticos en nuestro trabajo, la base sobre la que descansan todas las ideas es el amor”.

En los últimos años, Lana y Lilly se han mantenido ocupadas con su serie de Netflix Sense8, de la que os contamos largo y tendido en el tiempo en el que se comenzó a emitir -incluida la negativa de Netflix a continuar con una tercera temporada y el consiguiente enfado por parte de los millones de seguidores repartidos por todo el mundo.

Lilly está felizmente casada desde 1991 con Alisa Blasingam mientras que Lana se separó de Thea Bloom (1993-2002) y se casó con Karim Winslow en 2009. Ambas se declaran, por ende, mujeres trans y lesbianas y están haciendo una gran labor de visibilización tras convertirse en dos pedazo de referentes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.