Se celebró la boda de la primera pareja transexual con identidades autopercibidas que tendrán un hijo en Argentina. El casamiento fue en la localidad de Victoria y ha marcado un avance en materia de respeto a los derechos y la diversidad sexual. Karen y Alexis se conocieron en una manifestación a favor del reconocimiento de dichos derechos y esperan un bebe que se llamará Génesis, “porque es el principio de todo”, remarcaron. Ella nació en un cuerpo de hombre; él, en un cuerpo de mujer. Karen Bruselario y Alexis Taborda son la primera pareja transexual con identidades autopercibidas en contraer matrimonio civil. Además, en poco tiempo serán padres: Alexis, el 22 de diciembre se convertirá en el primer hombre en dar a luz, según relata UNO.

“Génesis, porque es el principio de todo”, ese será el nombre de la bebé que Alexis lleva en su vientre. Lo dicen a coro y tomados de la mano, en la puerta del Registro Civil de la ciudad de Victoria. Están a punto de entrar a dar el sí, y de escribir una nueva página en la historia de la lucha por la igualdad. Se conocieron hace un año y medio, yendo a Buenos Aires a participar de una manifestación en apoyo a la ley de identidad de género.

Minutos antes del mediodía de ayer, decenas de familiares, amigos y allegados se reunieron en la plaza principal de la ciudad de las siete colinas para esperar a la pareja que apenas pasadas las 12, llegó al edificio en un vistoso y coloradísimo Chevrolet de colección.

En medio de un extenso y espontáneo aplauso, Karen fue la primera en descender y no tardó en agradecer a quienes, de una forma u otra, acompañaron el momento. Alexis, por su parte aseguró estar nervioso y ansioso: “Bueno, quiero casarme ya, tengo miedo de que se arrepienta!”, bromeó y, con algo de dificultad, aceleró el paso. Es que atraviesa el octavo mes de embarazo, y carga una panza enorme.

Entre los curiosos, a pocos metros de los novios, dos señoras los estudian minuciosamente e intentan aclararse, una a la otra, quién es quién en esta historia. No lo consiguen, pero el tener ganas de comprender y reconocer, con ese gesto, que existen otras formas de amar, ya es un gran paso.

Margarita, la mamá de Alexis, hace un tiempo abandonó la ciudad de Rosario para mudarse cerca de su hijo y su nueva familia. “Estoy feliz porque sé que Ale y Karen son felices. Hay muchas luchas por dar, mucho camino por transitar, pero sé que Alexis venció parte de una sociedad que lo discriminaba. Y la sociedad acá en Entre Ríos lo acepta, lo quiere. En el hospital Salaberry lo atienden muy bien, lo quieren, cuando vamos por la calle los felicitan, les gritan que los quieren. Entre Ríos es una ciudad muy cálida, estaré eternamente agradecida por haber recibido tan bien a mi hijo, con los brazos abiertos. Acá siento que mi hijo por fin es feliz”, contó emocionada a UNO mientras recibía besos y felicitaciones de los presentes.

Tras los festejos, Karen y Alexis —de cara a una nueva vida en la que serán tres— deberán enfrentar otro desafío ya que ambos se encuentran desempleados. Actualmente él se ve imposibilitado por su embarazo y las posibilidades de ella, teniendo en cuenta que no completó siquiera el nivel Primario, son pocas. Según comentaron, el intendente de Victoria, Rubén Darío Garcilazo, les había prometido ocuparse de esta situación, pero hace tres meses que no tienen noticias.

Karen cuenta que se fue de su casa a los 14 años y que como muchas travestis debió enfrentar la vida sola al verse excluida del entorno donde creció. En medio de abrazos y lágrimas, muy cerca de la novia aparece Irma una maestra que está ayudando a que la joven finalice el ciclo Primario. “Estoy luchando para que Karen termine la Primaria, la quiero mucho y quiero que tenga más oportunidades”, dijo la docente sumida en una profunda emoción que casi no le permite continuar. Sin embargo, agrega: “Detrás de todo esto hay gente que sufre, nadie elige ser como tal o cual persona, uno es lo que es, pero esta sociedad está cambiando y hoy se está reflejando”.

Cierto, simple y tajante: uno es lo que es. Y si uno no puede elegir lo que está dado, cuesta entender a una sociedad que aún hoy condena a quienes no han elegido nacer en un cuerpo que les resulta ajeno y extraño, conforme a lo que sienten, piensan y desean.

El principio de todo

“Él estaba teniendo problemas para conseguir sus hormonas, y como ya teníamos ganas de tener un hijo, creímos que era un buen momento. Además, en Argentina es muy difícil adoptar, lo es para matrimonios convencionales, a nosotros podría llevarnos una vida intentar ser padres”, cuenta Karen. Alexis, por su parte, contó que decidieron contraer matrimonio en el quinto mes de gestación para darle un marco legal que proteja a la pequeña Génesis Angelina.

Se supo además que el embarazo avanza sin inconvenientes, aunque esta semana Alexis fue sometido a algunos análisis al sentir contracciones típicas de semanas antes del parto. Además, Alexis habló con UNO acerca de lo que planean para el momento de que la bebé esté en sus brazos. “La mamá es ella, a decir verdad, yo con la panza me siento incómodo, pero lo hago porque las amo, a mi bebé la voy a disfrutar más cuando la tenga en brazos. Decidí no darle el pecho, voy a sacar la leche y la mamá va a darle la mamadera”, revela Alexis.

“Me han pasado muchas cosas, pero ahora Alex y Génesis son esa luz que busqué toda mi vida. Nunca imaginé que iba a poder ser así de feliz”, dice Karen minutos antes de arrojar el ramo sobre sus espaldas e irse con su marido a comenzar una nueva vida.

Fuente: Estación Plus

También te puede interesar

loading...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.