Susan Cottrell es una madre cristiana que estaba convencida de que la homosexualidad estaba mal hasta que su propia hija le confesó que era bisexual y  ahora se decida a impartir conferencias sobre cómo su fe y su familia han cambiado a lo largo de los estos años y la importancia de la aceptación e inclusión.

Cottrell pasó dos décadas como miembro de una iglesia evangélica. Y mientras le insistían en que se alejase y no reconociera a su hija bisexual, ella se negó.

Según ella misma cuenta, su mundo se tambaleó cuando su hija Annie de 20 años la llamó desde la universidad. Annie le dijo: “Mamá, tengo algo que contarte. Me atraen las chicas. Creo que soy bisexual. Recé por eso, mamá. Me resistí, pero no desaparecerá”.

Cottrell, inmediatamente, le dijo que no se rindiese y que ella la apoyaría en todo momento.

Hasta entonces, Cottrell asistía regularmente a una clase de estudio de la Biblia en la que le decían repetidamente que la homosexualidad era un pecado.

Por entonces estaba siendo obligada a tomar una decisión: “Me di cuenta de que me estaban pidiendo que eligiera entre las dos partes más importantes de mi vida: mi hija y mi iglesia. Y, por supuesto, elegí a mi hija”.

Rob, Susan Cottrell y su hija Annie

Al principio a Cottrell le llevó algo de tiempo aceptar la sexualidad de Annie, pero finalmente, se dio cuenta de que “Dios me estaba diciendo que prestara servicio a la comunidad gay”.

Es por esto que, tanto ella como su esposo, Rob, crearon la web FreedHearts.org. Un blog que ofrece mensajes de amor y esperanza para contrarrestar el odio contra aquellos que han sido expulsados ​​por muchas iglesias cristianas.

“Como pastores, Rob y yo representamos la voz de Dios, y es una voz de amor“, dijo.

En declaraciones a Gay Star News, afirmó que “Cuando mi hija salió del armario, me di cuenta de que ahora formaba parte de ‘los demás’ dentro de la iglesia”. “Mis ojos se abrieron ante la trágica opresión y marginación de la iglesia hacia toda la comunidad LGTB”.

Añadió: “La mayor parte del dolor que experimenta la comunidad LGTB proviene de sus padres y otras personas que infligen ese daño en el nombre de Jesús“.

El amor pleno, la aceptación, la afirmación y la inclusión de mi hija y otros como ella son en realidad consistentes con mi fe y trabajaremos para la inclusión de todas las personas”.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar