Pandilleros Gays en la película Imperdonable

La increíble historia de dos pandilleros violentos de bandas enemigas que se enamoran

Si vamos a hablar de violencia brutal y homofobia, uno de los ejemplos más exactos que podemos poner es el de los pandilleros de El Salvador.

El Salvador se caracteriza, lamentablemente, por albergar en su territorio a algunas de las pandillas más violentas de Centroamérica. La homosexualidad, o incluso comportamientos que parezcan indicarla, se pagan con la muerte.

Lee también: «Ser gay donde no se debe»

Por eso esta historia de amor es tan sorprendente.  El periodista Carlos Martínez lleva años adentrándose al mundo de los pandilleros y desde ahí ha visto los actos más espeluznantes y sanguinarios. Por eso cuando llegó a la cárcel de San Francisco Gotera, donde hay 1600 pandilleros de grupos rivales a punta de navaja todo el día, y se encontró con dos hombres tatuados por todo el cuerpo y condenados por crímenes muy violentos, se quedó impresionando al ver que eran novios, se querían y se protegían. 

«(Los pandilleros) consideran la homosexualidad una especie de condición vergonzante y humillante. Por lo tanto, no solo desprecian la homosexualidad y a los homosexuales o cualquier otra expresión de identidad sexual o de género, como la sociedad salvadoreña, [sino que lo hacen] en fucsia. Es decir, los asesinan y los asesinan mediante la tortura. Y es de las primeras cosas que queda muy claro cuando uno conoce el fenómeno pandillero. Si sospechan de que alguien es gay o que tienen conductas que consideran gais los matan de una forma terrible», cuenta el periodista en una entrevista a El País.

Lee también: Estudiantes sorprenden a su profesor el día de la boda, después de ocultarles que se casaba con otro hombre.

Martínez contactó con una cineasta española, Marlén Viñayo, y así ha nacido un documental único en su especie: Imperdonable. 

Imperdonable nos cuenta la historia de Geovanny, que con solo 12 años se unió a una pandilla, se convirtió en un sicario y despiadado y a sus 25 años cumple una condena de 30 en el penal. Ahí encontró el amor, en Steven, un pandillero de una banda enemiga.

Lee también: Nunca es tarde, hombre de 90 años sale del armario para buscar al amor de su vida

“Yo pienso que matar a una persona sí es malo, pero no es tan difícil, pero amar a otro hombre es algo fuera de lo natural”. Esta frase de Geovanny puede mostrarnos la esencia del documental.

Imperdonable representará a El Salvador en los premios Óscar (es la primera vez), y ahí donde se ha estrenado la película de 35 minutos ha cosechado buenas críticas. Esperamos ansiosos poder vera.