La iglesia anglicana, en un intento por combatir el acoso homofóbico en las aulas, ha enviado un informe a 4.700 escuelas, donde comunica que las aulas deberían ser “un refugio seguro para el juego y la exploración”, y que el comportamiento de los niños no debería etiquetarse como “problemático solo porque no se ajusta a los estereotipos de género”.

Los niños deberían tener la libertad de explorar las posibilidades de quiénes serían sin juicio o burla“, asegura el informe, que describen formas de abordar el acoso entre homosexuales, lesbianas, transexuales y bisexuales (LGTB). “Por ejemplo, un niño puede elegir el tutú, la tiara y los tacones de princesa y / o el casco del bombero, el cinturón de herramientas y el manto de superhéroe sin expectativas ni comentarios”, agregó.

Aunque Gran Bretaña es uno de los pocos países donde las personas LGTB tienen los mismos derechos constitucionales, los activistas dicen que el abuso y la discriminación siguen siendo abundantes.

En el prefacio de la guía, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, subraya que “la orientación sexual nunca debería ser motivo de acoso o prejuicio” y advierte de que el acoso homofóbico, bifobico y transfóbico causa “un daño profundo que conduce a niveles más altos de trastornos mentales, como autolesiones, depresión y suicidio“.

La Iglesia anglicana, a diferencia de la católica, admite la ordenación de mujeres y las bodas gais y tiene en sus filas a un obispo abiertamente homosexual. En este documento, reconoce que existe una amplia gama de puntos de vista entre los cristianos y las personas de las distintas creencias respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo y que el asunto es espinoso, pero recuerda que “la teología central para los cristianos es que cada uno de los hombres está hecho a la imagen de Dios y es amado incondicionalmente por Dios”.

La organización de derechos LGTB Stonewall dijo la semana pasada que casi la mitad de todos los estudiantes LGTB británicos encuestados fueron intimidados por su sexualidad. Más de dos de cada cinco niños transgénero británicos intentaron suicidarse, dijo Stonewall en su informe. “Casi la mitad de los alumnos LGTB son intimidados. Damos la bienvenida a esta clara señal de (la Iglesia de Inglaterra) de que esto nunca debe tolerarse”, publicó el grupo en Twitter.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies