La catedrática de Filosofía del Derecho María Elósegui, que acaba de ser designada por España como nueva jueza del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH), ha vinculado la homosexualidad con distintas patologías y defendido en sus escritos que los transexuales deben someterse a terapias “psicológicas y psiquiátricas” en diversos libros, artículos y entrevistas.

Su doctrina aparece desarrollada en el libro Diez temas de género: hombre y mujer ante los derechos reproductivos, publicado en 2002, y a lo largo de numerosas entrevistas y textos de opinión (algunos muy recientes) difundidos por revistas y diarios de ideología conservadora.

En una entrevista difundida por el portal almudi.org, vinculado al Opus Dei, para analizar el contenido de uno de sus libros, Elósegui  llega a la conclusión de que los homosexuales acaban desarrollando distintas patologías sin ningún tipo de duda.

También se ha posicionado en contra de que se llame matrimonio a las uniones entre homosexuales. Lo hace en una larga disquisición sobre el derecho civil, en el que según ella, también “ha penetrado la ideología liberal”.

Tras su designación, numerosas asociaciones LGTB han mostrado su malestar. El presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, Jesús Generelo, ve “muy preocupante” que, aunque no era el nombre preferido por el Gobierno, Elósegui formara parte de la terna de jueces que el Ejecutivo de Mariano Rajoy propuso al tribunal europeo: “El Gobierno debe decir si comparte esas declaraciones y esa perspectiva y debe explicar por qué presentó ante Europa a una persona con un pasado homófobo y tránsfobo, por qué España tendrá en Estrasburgo una jueza homófoba. ¿En España no hay más jueces con currículo de defensa de los Derechos Humanos? ¿El Gobierno pensaba que esta jueza valía para un puesto como ese?”.

Para la FELGTB, las tesis de Elósegui son “lamentables, estigmatizantes e ignorantes”. “Esta señora está muy confundida. Se manifiesta contraria a los criterios científicos y demuestra muchos prejuicios hablando de enfermedad en la homosexualidad o la transexualidad y confundiendo orientación sexual con identidad de género. Es muy ignorante y muy osada. Es lamentable que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos apueste por alguien que no cree en la igualdad. Es cierto que tiene un currículo de defensa de algunos derechos, pero hay otros en los que directamente no cree”.

También el Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia se muestra alarmado: “Que el Gobierno haya propuesto a una jueza con un currículo tan alejado de la legislación española en materia de diversidad deja patente el estado actual de la Justicia en materia de igualdad LGTB y la falta de interés por cambiarlo”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies