Kiddle surgió hace dos años como un buscador para niños y jóvenes, como una posibilidad para que pudieran navegar seguros en la red. No obstante, la polémica ha surgido al comprobar que se han bloqueado las búsquedas para los términos «gay», «lesbiana», «transgénero».

Activistas de la organización Stonewall señalaron a BBC que niños y jóvenes que buscan respuestas acceden a los buscadores para poder entender qué es LGTB y descubrir si son parte del colectivo.

Desde Kiddle aseguraron que en sus inicios sí permitían ese tipo de búsquedas, pero recibieron críticas de profesores y padres, por lo que tomaron la decisión de bloquearlos, aportando así a la homofobia y a mantener a las nuevas generaciones en un absurdo desconocimiento.

Muy mal por el buscador…

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.