Julia conoció a Paqui cuando tenía 10 años, en los 80. Se hicieron amigas, pero amigas especiales. De esas que sienten una intensidad que no saben explicar. No conocían a lesbianas, no tenían referentes, vivían en un pueblo pequeño. A los 15 años Paqui escribió una carta de amor a Julia. Julia le dijo que ella sentía lo mismo.

Las familias las presionaban y criticaban. Hicieron lo posible por separarlas. Ellas se las ingeniaron para no perder el contacto. Una profesora les aconsejó: «iros de este pueblo».  Y huyeron juntas…

30 años llevan Paqui y Julia. Son madres del pequeño Alejandro. Su historia sabe mucho de amor y de adversidad, como podrás comprobar en este emocionante vídeo:

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.