Estamos bombardeados de mensajes y anuncios que separan muy bien los roles de cada género. Muñecas, cocinas, tacitas de té y cualquier cosa de tonos pastel o intensos y ligeros rosas para niñas. Coches, aviones, armas, juegos de construcción, pelotas, etcétera para niños.

Jugar es importante, es vital, es la manera en que los niños aprenden a socializarse y la forma en que representan el mundo, su mundo. ¿Cómo juegan nuestros hijos? ¿A qué juegan? ¿Qué les gusta y qué no? ¿Qué creen que debe gustarles y qué creen que no es adecuado para ellos y ellas?

Riley tiene 4 años y no entiende por qué las niñas se ven forzadas a comprar princesas y los niños superhéroes. Su padre le hizo este video que se ha convertido en un fenómeno en la red:

Educar a los hijos es una labor del día a día, pero por su bienestar es adecuado tener desarrollado un plan, una idea acerca de qué tipo de personas queremos que sean. Y tener en cuenta sus juegos y, por supuesto, sus juguetes, es de vital importancia.

El Instituto Andaluz de la Mujer publicó un decálogo que ayuda a los padres a elegir juguetes no sexistas:

  • Los niños y niñas aprenden jugando. El juego es libre y espontáneo. No hay juguetes de niños o de niñas. Evita los que transmitan esta idea.
  • No hay colores de niño o de niña, sólo etiquetas sociales que limitan la creatividad. Elijamos los colores, no dejemos que ellos nos elijan.
  • Intenta elegir juguetes que reflejen la diversidad de cada persona: somos iguales, somos diferentes.
  • Orientado en una buena elección de juguetes también estás educando. Escoge con acierto, teniendo en cuenta que sean seguros, acordes con la edad y libres de prejuicios sexistas.
  • Regala juguetes que ayuden a promover todas las capacidades y habilidades personales de niñas y niños, posibilitando tanto juegos tranquilos como los que requieran actividad física.
  • Busca juegos y juguetes que potencien la igualdad en la participación y el desarrollo de sentimientos y afectos, sin diferenciación, en niñas y niños.
  • Evita juguetes, juegos y videojuegos violentos. Educa para resolver problemas de forma positiva, constructiva y creativa.
  • A veces la publicidad muestra imágenes y valores distintos de los que queremos enseñarles. Es importante escuchar a las niñas y a los niños, no hay que ignorar sus peticiones, pero tampoco decirles que sí a todo.
  • Busca libros, juegos, videojuegos y juguetes en los que se nombren y estén presentes niñas y niños.

Juguetes no sexistas2Es un trabajo difícil educar en un ambiente de igualdad, puesto que la publicidad y muchas veces el ambiente van justamente en la dirección opuesta. No obstante, se puede.

Algunas empresas empiezan a captar el mensaje y orientan su discurso en este sentido, como el de esta juguetería.

Un anuncio de Campofrío invitaba a hacer una reflexión con los modelos de mujer que se alimentan, justamente, con lo que compramos a los niños para jugar.

¿Y tus hijos e hijas? ¿Cómo juegan? ¿Cómo viven?

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies