Un joven estudiante del Instituto de Tecnología Aeronáutica de las Fuerzas Armadas de Brasil acudió a su graduación con un vestido y tacones como protesta por la homofobia de la que fue víctima durante su estancia como estudiante.

Talles de Oliveira Faria acudió a por su título con maquillaje, tacones y un bonito vestido morado. Pero aún hay más: en mitad del evento, y de su momento, se arrancó el vestido, dejando al descubierto una camiseta de color fucsia en la que se leía por qué había elegido ese look.

joven-brasil-homofobia

Era por la homofobia y los insultos que habia recibido en el centro. Lo explicaba con más detalle en una extensa publicación de Facebook:

Hice la educación secundaria en una escuela militar y ya fui con miedo de que descubriesen mi orientación sexual y me echasen. Desde pequeño nos enseñan que ser lesbiana, gay, bisexual o transexual es algo vergonzoso y luego tardamos mucho en superar esas heridas. Cuando llegué al Instituto decidí que ya bastaba. O me aceptáis por lo que soy o vais a ser expuestos por lo que sois vosotros (…) No me aceptaron. Fueron violentos conmigo, se rieron de mí, intentaron que me volviese invisible (…) La homofobia se manifesta a través de la invisibilidad, la burla y la expulsión de los que osan revelar su orientación sexual. Pasan los años y los homosexuales que estamos ahí tenemos que vivir marginados para que no nos descubran“.

En su tercer año, Talles empezó a planear una forma de denuncia. “Ahí ya sabía que, cuando me graduase, iría con el vestido”.Mi primera idea fue llevar algo glamuroso, una cosa bien rebuscada. Pero, como había tanto que denunciar, me pareció que más importante que estar bonito era llamar la atención sobre los problemas“. De ahí la camiseta con la lista de denuncias que llevaba bajo el vestido.

A continuación os dejamos el vídeo del momento de la graduación:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Talles se ha convertido tanto en héroe como en lección por aprender. Sus 15 minutos de fama, de entrevistas en periódicos y revistas especializadas, han venido marcados por aplausos y amenazas. “Ha habido un apoyo muy grande, de personas que se sienten representadas. Pero por otro lado están los militares, a los que no les gustó nada. Recibí un odio muy grande de ellos”.

Desde aquí mostramos nuesto apoyo a un acto tan valiente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar