Nos ha encantado la entrevista de Javiera Mena para El Español. La cantante chilena que ya se está comiendo el mundo de habla hispana de ambos lados del atlántico se ha sincerado con muchos temas de eterna actualidad como el machismo, las corridas de toros, o la visibilidad. A sus 35 años y recién sacado del horno su nuevo álbum Espejo -uno de los más intimistas de la cantante, pero sin perder su toque fresco de los ochenta- Javiera tiene las cosas más claras que nunca. ¿Será que lleva años haciendo meditación, será que lleva tiempo muy tranquila en una relación estable con una gallega, o será simplemente que Javiera es lo más?

Javiera habla de todo con el periódico, con el que se ha encontrado aprovechando su gira por España. De que el whatsApp nos aleja de la inspiración y nos impide aburrirnos, fuente de toda creatividad. Del poder de las redes sociales de suponernos un retraso cognitivo. Habla de su admiración por la gran Simone de Beauvoir, por Lola Flores, Björk y por la super actual Soy una Pringada.

Ella se define en la entrevista como poeta melódica, amante de las letras de doble lectura, de la metáfora, y con un referente claro al que suene referirse en muchas entrevistas, la también chilena Gabriela Mistral. Aunque es considerada una estrella del pop, sus fuentes son muchas y dispersas: el ambient, el house, el techno…Javiera ni quiere ni tiene etiquetas.

Sobre la visibilidad lésbica es tajante: “Las mujeres lesbianas tenemos menos poder que el hombre gay, y eso también es machismo. Al final no deja de ser una mujer que prefiere a otra mujer, y tal y como está armada la sociedad, es mucho más invisible. Pero yo noto que aquí en España están cambiando las cosas mucho. En Latinoamérica aún vamos un pasito más hacia atrás. Yo me muevo en un ambiente específico y veo las cosas cambiar… hay más confianza de la mujer lesbiana a decir que lo es. Creo que ser lesbiana está de moda y eso es positivo. Lo veo en las películas de Hollywood, donde se pone a la lesbiana en un pedestal. Es visibilizador”.

Se define como feminista de hechos, y no de frasecitas de Instagram. “. Yo hablo con lo que hago. Con mis canciones, mis vídeos, con la gente que yo decido trabajar en mi estudio. Agarro la producción de mis canciones y he aprendido a valerme así desde pequeña. Lamentablemente, para mi generación es revolucionario: hasta hace poco en los estudios no había chicas. Decir que soy lesbiana también me parece algo diferente”.

En respuesta a qué considera sobre el movimiento #metoo su experiencia personal habla por ella “Me crié en una cultura con comentarios tipo -con quién se habrá acostado ésta para estar aquí-. Eso estaba normalizado, y ahora es como: ¡guau! ¿A que eso no se diría de un hombre, que se acostó con nadie (…) Yo lo he luchado esto todo el tiempo, también en el lenguaje, y le he dicho a mis compañeros que parasen con esos comentarios hirientes y machistas. Ahora se los tienen que guardar, porque hay un cambio muy grande. Diez años atrás no hubiese sido posible.

Como siempre, nuestro agradecimiento a Javiera tanto por su música, que nos encanta, como por su visibilidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies