El mundo de la moda es un sector que en general se considera muy abierto respecto a los derechos LGTB y la visibilidad, es cierto que existen una infinidad de diseñadores abiertamente gays, y de hecho es uno de los sectores más “gayfriendly”, siendo difícil encontrar otro en el que esté más aceptado el concepto de gay.

Pero si nos paramos a pensar, pocos son los modelos masculinos que hayan salido públicamente del armario y estén trabajando para agencias internacionales. En muchas ocasiones, esas propias agencias y los representantes animan a los modelos a mantener su orientación sexual escondida, prefiriendo una actitud más heterosexual.

Este es el caso de dos jóvenes modelos, John Tuite de 22 años y Carlos Santolalla de 25, los dos son gays y además pareja. Hace tres años se conocieron en un casting y desde ese momento son inseparables, de hecho a través de su Instagram, nos muestran su vida, su día a día y su relación.

jarlos_1

 

Todo esto junto a su afición por pinchar juntos en fiestas y organizando eventos, ha hecho que grandes medios de Nueva York les haya etiquetado como la nueva “It Couple” favorita, a pesar de que a la hora de trabajar como modelos su actividad en las redes y su relación se han llegado en convertir en un problema en muchas ocasiones.

Pero su fama en las redes sociales y su actitud ante la negativa de muchas agencias para contratarles por su condición sexual, han conseguido que hayan sido protagonistas de una campaña de DKNY y que además hayan firmado para la agencia Fusión, pero no por separado, sino como pareja, con el nombre artístico de Jarlos.

WeAreNYC_CastHP_Jarlos

En una entrevista para la revista The Cut la pareja declaró que sus respectivas agencias les animaban a no identificarse como gays, sino a ser ambiguos respecto a eso. En una ocasión uno de ellos se reunió con una agencia que le dijo “Queremos firmar un contrato contigo, pero tendrías que borrar tu cuenta de Instagram con tu novio y vosotros ya no podríais ir a fiestas juntos«.

«No recordamos a ninguna otra pareja gay que haya firmado como pareja con una agencia», comenta Alexandra Phipps de Fusion. «Seguro que hay otras parejas de modelos que mantienen una relación y que han acabado firmando con la misma agencia por casualidad, pero nosotros nos fijamos en ellos por su perfil conjunto».

La pareja siempre se ha negado a mantener su relación escondida y su apuesta por la naturalidad ha dado sus frutos, convirtiendo lo que hasta ahora en la mayoría de los casos se mantenía oculto en un gran paso hacía la normalización, convirtiéndose en la primera y única pareja de modelos gays que trabajan juntos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.