Laura y Sofía llevan siete meses intentando que Sofía se embarace. “Ha sido bastante duro, porque pones toda la ilusión en cada intento, y luego recibes un no. Te desmotivas, y no sé si a la larga eso afecta la cabeza a la hora de concebir, el cuerpo y la cabeza”, sostiene Laura. “Haremos algunos intentos más y, si no resulta, creo que probaré yo, aunque a Sofía le hacía más ilusión que a mí el embarazo”.

Quedarse embarazada, por cualquier método, es algo que no depende 100% de nuestra voluntad. Es por ello que no debemos volcar toda nuestra energía, nuestras expectativas y nuestra realización en el hecho de quedarnos embarazadas. Comienza esta aventura con ilusión, pero también con la consciencia de que se trata de un mundo estadístico, donde tan posible es que te quedes a la primera como que tardes meses, tal vez años, en lograrlo.

Si ese es tu caso, por supuesto primero habrás de hacerte las pruebas necesarias para evaluar tu fertilidad.

En el caso de que el factor influyente sea ese, tal vez puedas recurrir a la reproducción asistida con el óvulo de una donante. Si te interesa, puedes ponerte en contacto con cualquier clínica de fertilidad de confianza o preguntarnos en la redacción.

En el caso de que no sepas la causa de por qué no te quedas embarazada, tienes los siguientes recursos:

Ten paciencia. Como decimos el quedarse embarazada es un hecho que depende de la probabilidad, y por lo tanto incierto. Mantente en tu proyecto y tu decisión, y simplemente, entrena tu paciencia, ocurrirá cuando menos te lo esperes.

No descartes sin reflexionar la posibilidad de la adopción. Es el camino más generoso de ser madre. Por imaginarlo, pensarlo, no pierdes nada, y si finalmente decides hacerlo, cambiarás la vida de alguien que sin duda lo necesita.

Es recomendable que tengas más proyectos aparte de éste. A veces volcamos en el trabajo, en la pareja o en tener hijos todo el sentido de nuestra vida, y todas estas cosas son susceptibles de irse, emprender el vuelo en busca de su propia realización personal. De ahí que sea importante encontrar por ti mismo la plenitud, para entregársela a nuestros hijos, pareja, amigos, sin necesitad de una compensación.

Dicho esto, te deseamos suerte, y no lo olvides:
A veces lo mejor de la vida, ocurre justo un segundo antes de tirar la toalla.

 

Rocío Carballo. Psicoterapeuta.

www.rociocarballo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies