Rúben López en un activista LGTB que usa Twitter, entre otras redes, para visibilizar a la comunidad LGTB y denunciar la discriminación que todavía existe en nuestro país. Es el director del Observatorio Madrileño contra la LGTBfobia y miembro directivo de Arcópoli.

Pues bien, uno de sus hilos de Twitter se ha hecho viral y nos ha permito re-entender que cada pequeño acto de visibilidad, -ir de la mano por la calle, llevar un pin o colgar una bandera- es susceptible de sufrir discriminación y es a la par un inestimable acto de visibilidad y activismo.

“He hecho por enésima vez salir a mi padre del armario” son las palabras con las que Rubén iniciaba un hilo donde contaba que unos amigos de sus padres han venido a cenar a casa y se han topado con una bandera gay en la fachada de la finca:

Finalmente Rubén ha podido hablar con su padre y comprobar que parte de su activismo ha hecho mella también en sus seres queridos. Olé esa respuesta: -Aunque para ser la perfección yo le hubiera sumado un “Mi hijo es gay. ¿Algún problema?-.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar