¿Qué pasa en Australia?

Las encuestas recientes aseguran que la mayoría de los ciudadanos australianos estaría a favor del matrimonio homosexual. El 11% de los hombres gays y el 33% de las mujeres, tienen hijos. Y sin embargo, en Australia todavía pasan cosas como esta: No solo es el único país de habla inglesa que no legaliza dicho matrimonio sino que en muchas escuelas se ha prohibido la proyección de este documental tan honesto como interesante. Se trata de Gayby Baby, de la cineasta Maya Newell (hija de dos madres) y Charlotte Mars. Ambas tenían claro que era la hora de que los hijos de familias homoparentales salieran a la palestra. Durante años filmaron la vida de cuatro niños y sus familias, dando forma y brillo a la hermosa producción Gayby Baby:  

Tras el estreno, el diario conservador The Daily Telegraph publicó en portada la noticia de unos padres que se habían opuesto a la proyección del documental en un colegio. Poco después, The Guardian demostró que esa información era falsa, pero ya no importaba, el ministro de educación del estado de Nueva Gales del Sur prohibió la proyección de la cinta dentro del horario escolar.

Por su parte la artista Casey Legler y el fotógrafo Jez Smith -en colaboración con el equipo de Gayby Baby– iniciaron la serie de fotos GAYBIES: We Are Not a Hypothetical (GAYBIES: No somos una hipótesis), que nos presenta niños educados por padres del mismo sexo, incluyendo varios de los chavales del documental.

Ante los desplantes y mentiras de la prensa conservadora nacional,  los chicos de la producción han alzado la voz, avalados por las hermosas fotografías de Casey, reivindicando su libertad y la de sus familias;

Ebony, 16
 años

«Salgo en el documental Gayby Baby, que empezó cuando tenía 12 años, y ahora tengo 16. Mi hermano Ashaan tiene ahora 5, Seth tiene 12 y Makaya acaba de cumplir ocho semanas. Ang cumplirá 40 años este año y mi madre tiene 36. Escucho sin parar la expresión «programa homosexual», y cada vez me echo a reír. El único programa que tienen mis madres es conseguir que Makaya se duerma o asegurarse de que hayamos hecho los deberes y luego recoger nuestras notas… y ver que no hemos hecho los deberes. No creo que este documental incluya un programa homosexual. Solo se trata de nosotros y la directora Maya siguiéndonos durante unos años. Si mi vida tiene un programa, entonces me gustaría que alguien me lo explique».

 

 

«La gente puede hacer suposiciones sobre ti y lanzarte estadísticas y pueden decir lo que sea sobre ti, pero al final tú eres el único que conoce a tu familia».

 

Seth, 12 años
«Tengo dos mamás. También está mi hermana Ebony, mi hermano pequeño Ash y mi hermano más pequeño Makaya. Descubrí que mi familia era diferente cuando tenía 6 o 7 años. En mi colegio teníamos un curso de Sagradas Escrituras, y la única forma de no tener que ir era enviando un e-mail al director. Mis madres no lo sabían, así que acabé asistiendo. Al cabo de un par de semanas empezaron a decir: «Si tienes padres del mismo sexo o si eres homosexual eso es un pecado». Eso fue un shock para mí y me sentí un poco confundido. Así que fui a casa, mi madre tuvo una larga charla con el director y Ang me dio un cuenco lleno de helado. Así fue cómo descubrí que mi familia era diferente. Pero nunca me ha importado demasiado, porque mi familia mola mucho. Prefiero que mi familia sea diferente y feliz que «normal» e infeliz»

 

 

«Da igual lo que diga la gente, no dejes que te hundan. Por tu propio bien, si alguien te dice que tu familia es rara, no hagas caso».

Ashaan, 5 años
Me llamo Ashaan y tengo dos mamás. Para mi cumpleaños me dan dos regalos.

 

 

Jesse, 23 años
«Mi familia está formada por mis dos madres – Louise y Margaret – mi hermano Raj y mi padre Paul. Lo que mola de mi familia es que es diferente, pero en esencia es igual que cualquier otra. Si se hubiera proyectado Gayby Baby cuando iba al colegio, no habría tenido que mentir e inventar historias sobre lo que era mi familia y sobre quién era esa otra mujer que vivía con nosotros. Podría haber sido abierto y honesto conmigo mismo y con mis amigos desde el principio. Nadie puede discriminarte si te sientes orgulloso de ti mismo».

 

 

«Nadie puede discriminarte si te sientes orgulloso de ti mismo. No deberías tener que esconderte. Sé tú mismo».

Gus, 14 años
«Mis madres son Jen y Jamie, y tengo una hermana pequeña, Rory. Lo que mola de mi familia es que me quiere mucho. Es una familia bastante normal, aunque son bastante descuidados. Cuando me desperté el miércoles, mis madres estaban bastante disgustadas por la portada delDaily Telegraph, porque la proyección del documental iba a significar un paso hacia adelante para el movimiento gay, pero yo pensé: «Qué guay, salgo en la portada».

 

 

«Intenta no escuchar a los políticos ricos y ama a tu familia. No les culpes de nada, porque a pesar de lo que piensa todo el mundo, no es una elección».

Rory, 8 años
«Mi familia es como cualquier otra familia. Tiene algunas cosas malas y otras cosas buenas. Me alegré un poco al ver a Gus en la portada del periódico, pero también me sentí un poco triste porque estaban siendo malos con la gente que tiene familias de gays y lesbianas. La gente que no está de acuerdo con eso es porque no ha visto el documental. Si ven Gayby Baby, sabrán que todo el mundo es igual, porque todas las familias tienen sus diferencias.

 

 

«Todo el mundo es igual, porque todas las familias tienen sus diferencias».

Brenna, 19 años
«Cuando tenía ocho años, fui con mis padres a un programa para niños de la televisión australiana. Los otros padres se quejaron así que ya estoy muy acostumbrada a la controversia. Aunque sea un asco ver la homofobia en antena, se ha visto que también hay un gran apoyo hacia las familias de gais y lesbianas. Al ver Gayby Baby me di cuenta de que nunca había visto a mi familia en pantalla en todas esas situaciones difíciles. Me sentí muy orgullosa».

 

 

«Quiero que los niños que crecen con padres del mismo sexo sepan que acabas entendiendo la diversidad, la aceptación y el amor mucho mejor que la mayoría de adultos».

Dylan, 13 años. Matt, 16 años
Dylan:
 «Tengo dos madres que están casadas, un padre, una futura madrastra, un hermano y una hermanastra. Mis madres se casaron en Nueva Zelanda y luego vinieron a Australia para el banquete. Fue muy divertido. Mi hermano y yo dimos un pequeño discurso y salimos a bailar el primer baile. A otros niños que tiene familias como la mía les diría que simplemente recordaran que son como cualquier otra familia, solo que mejor porque tienes dos de ellos. Siéntete orgulloso de eso».

Matt: «Mis madres querían casarse en Australia pero es ilegal. Iban a esperar a que se legalizara pero habrían tenido que esperar demasiado tiempo, así que fueron a Nueva Zelanda. No fue la mejor opción, porque tuvieron que viajar hasta allí y ninguno de sus amigos pudo estar con ellas. Pero luego volvieron y dieron un banquete y eso fue muy divertido. La gente dice que Gayby Baby tiene un contenido político y no debería proyectarse en los colegios, pero solo muestra a niños como yo que tienen padres homosexuales y llevan una vida normal».

 

Fuente: Vice.com

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.