Los equipos de la primera y segunda división franceses portarán bandas con los colores del arco iris el próximo fin de semana dentro de una nueva campaña contra las manifestaciones homofóbicas en los estadios de fútbol.

El lema de esta iniciativa será “Homo o hetero, todos defendemos la misma camiseta”. Todos los estadios y sus redes sociales emitirán, como parte de la campaña, una cinta corta sobre la homofobia.

Estas medidas son parte de una estrategia que alentará las denuncias de quienes lancen insultos homofóbicos o discriminatorios en los estadios y que incluye posibles sanciones económicas y penales.

Además, uno de los iconos del fútbol francés, el delantero de la selección francesa campeona mundial y del Atlético de Madrid Antoine Griezmann protagoniza este mes la portada de la revista LGTB francesa TETU. con el mensaje de «Basta de homofobia en el fútbol». Griezmann es conocido también por mostrarse a favor de la comunidad LGTB en varias ocasiones, un tema que para muchos futbolistas sigue siendo considerado como tabú.

 

View this post on Instagram

Nouveau TÊTU. En vente dès mercredi.

A post shared by TÊTU (@tetumag) on

Yoann Lemaire, quien realizó un documental sobre la sexualidad en el fútbol, sostuvo que los jugadores también tienen que participar en el debate y plantarse firmes contra la discriminación. Afirmó que el “99%” de los jugadores que contactó para el documental no quisieron hablar del tema.

VER  Los artistas franceses se unen contra la homofobia en un emotivo single

Bastaría que dijesen “que no tendrían problema en jugar con un compañero gay”, señaló Lemaire. “Y si un jugador está dispuesto a hablar, su agente o el club le impiden hacerlo”.

Antoine Griezmann es el único jugador activo que aceptó participar en la cinta. “Fue muy sincero”, dijo Lemaire. “Sabe que es un tema delicado, pero me dijo que se sentiría orgulloso de jugar con un tipo que se anima a decir públicamente que es gay”.

Por lo general, a las autoridades les cuesta identificar a las personas que gritan insultos homófobos. Bajo el nuevo plan se distribuirán formularios que permitirán al aficionado informar de los incidentes de este tipo que pueda haber presenciado.

Además, se contemplan sanciones económicas de hasta 22.500 €, y penales de hasta seis meses de cárcel, según Frederic Potier, representante especial del gobierno para asuntos vinculados con el racismo, el antisemitismo y la discriminación.

Igual que ocurre con los insultos raciales, los árbitros podrán suspender un partido si escuchan insultos homofóbicos. Y se puede quitar puntos a un equipo por incidentes de discriminación contra los gais.

La liga francesa intensificó sus esfuerzos para combatir la discriminación después de un partido reciente entre París Saint Germain y Marsella en el que los hinchas de PSG lanzaron insultos homofóbicos. La ministra de deportes Roxana Maracineanu asistió al encuentro y quedó escandalizada, al punto de que declaró que jamás llevaría a sus hijos al estadio de PSG.

La presidenta de la liga Nathalie Boy de la Tour dijo que estas medidas tienen que ir acompañadas de campañas educativas para concientizar a la gente acerca de la gravedad de estos insultos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar