Los datos son oficiales: las mujeres se divorcian más que los hombres. Estamos seguras de que para mucha gente será una sorpresa, pues parece que siempre somos las mujeres las artífices de las bodas, pero no es solo eso sino que, además, las parejas de lesbianas son las que más lo hacen. Y es más. Los datos dicen que la explicación la tienen las mujeres en matrimonios heterosexuales.

 

Las mujeres heterosexuales han iniciado el proceso de casi el 70% de los divorcios en los últimos años, lo que nos da a entender que los hombres son menos propensos poner fin a sus matrimonios. Esto es solo un dato pero aclara mucho el por qué las mujeres nos separamos más. Ahora bien, ¿por qué las lesbianas nos separamos más que las hetero?

VER: Cómo construir el relato de orígenes de nuestros hijos e hijas

En datos, os contamos que del 100% de los matrimonios homosexuales solo el 44% son de gays aunque, en contrapunto, solo representan el 26% de los divorcios LGTB. Con lo que ya tenemos que las lesbianas se casan un 30% más y se divorcian también el triple. Así que entendemos que al igual que en las relaciones heterosexuales los hombres gays también se divorcian menos. Pero seguimos sin saber por qué.

VER: Historias de hijos de lesbianas: Yo tengo dos mamás… y soy feliz

Hay quien dice que las mujeres toleramos menos la infidelidad, ahí ya tendríamos un factor. Otro factor que podría explicar esta gran diferencia (y el que más nos ha convencido) es que las lesbianas tardan mucho menos tiempo en afianzar una relación. Luego nos hacen chistes, pero es que parece ser que no están tan alejados de la realidad.

Lisa Power, cofundadora de Stonewall (organización benéfica por los derechos LGTB), ha declarado que las lesbianas se casan mucho más rápido, es decir, pasan de tener una relación al matrimonio más deprisa que los gays. Ellos se toman su tiempo para formalizar y eso, parece ser, hace que tengan más claro que quieren estar juntos debido a que se conocen más. Todo el mundo sabe de parejas que llevaban 10 años juntos y al casarse se han separado, pero debemos reconocer que a veces creemos haber encontrado a nuestra alma gemela y solo la conocemos desde hace un mes.

Pero en lo que coincidimos tanto gays como lesbianas o heterosexuales es en los motivos principales para divorciarnos (según un despacho de abogados especializado en divorcios): «Es angustia por el adulterio o la violencia doméstica, no ser escuchado, la sensación de que una de las partes se aleja y la otra se lo toma con calma. Siempre surgen las mismas cosas».

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.