Una reciente investigación publicada esta semana en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS, en sus siglas en inglés) demuestra que la paternidad cambia la actividad cerebral de los padres gays, de forma que imitan el cerebro de las madres y padres heterosexuales a la vez.

Los investigadores grabaron 89 madres y padres de bebés mientras interactuaban con sus hijos en casa, y luego midieron la actividad cerebral de los padres mientras veían videos de sus hijos, para ver cómo reaccionaban.

En las 20 madres del estudio, la acción de observar a sus bebés desencadenaba una mayor actividad en las regiones emocionales del cerebro, sobre todo en la amígdala, que era cinco veces más activo que cuando veían videos que en los que no aparecían sus hijos.

Para los 21 padres heterosexuales, observar a su hijo incrementaba la activación de los circuitos cognitivos, particularmente una estructura que interpreta el llanto de un bebé y las señales no verbales.

Sin embargo, en los 48 padres homosexuales que crían hijos junto a sus maridos, los investigadores encontraron un crecimiento de la sensibilidad emocional y de los circuitos cognitivos simultáneamente.

Los investigadores también midieron los niveles de unión de la hormona oxitocina en todos los padres, y no se encontraron diferencias entre los tres grupos. La oxitocina es una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro.

El estudio complemente a investigaciones anteriores que demuestran que los cerebros de las madres se vuelven hipersensibles al llanto de sus hijos y otras señales emocionales. Sin embargo, no queda claro si ese comportamiento es resultado de los cambios hormonales y otros que acompañan al embarazo, o es una respuesta a la experiencia de la paternidad.

Esta nueva investigación parece demostrar que la experiencia de la paternidad cambia la actividad cerebral de los padres, independientemente de que los hijos sean biológicos o no.

 

Fuente:  Ragap

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies