Desde que Elliot Page comunicó al mundo que no era la mujer lesbiana que todos pensábamos, sino que era un hombre trans, se convirtió en una de las personas transgénero más famosas del mundo.

Tres meses después acaba de conceder su primera entrevista. El medio escogido ha sido la mítica revista Time, que en su portada nos muestra cómo luce Elliot actualmente. El actor, de 34 años, parece un adolescente guapo.

Lee también: Emma Portner, esposa de Elliot Page, se defiende de quienes le dicen que ya no es lesbiana

Portada revista Time

En la entrevista Elliot cuenta que desde que tenía 9 años tenía claro que era un niño, le preguntaba a su madre si alguna vez podría ser un niño. Ella le permitió a esa edad cortarse el pelo.

Lee también: Génesis, el duro padecimiento de una niña solo por ser trans

A los 1o consiguió su primer papel en una película. En ésta interpretaba a una niña por lo que tuvo que usar una peluca. Después de este papel vinieron otros, todos femeninos, por lo que su vida fue como una corriente de agua en la que solo puedes dejarte llevar.

Elliot (el nombre lo eligió porque así se llamaba el protagonista de la película E.T) sentía que su vida y su apariencia no era algo sobre lo que pudiera tener control. Ya más adulto reemplazó los vestidos de la alfombra roja por trajes que lo hacían sentir mucho más cómodo. 

Lee también: Así muestra Mónica Naranjo su apoyo a los niños trans, ¡y nos encanta!

«Nunca me reconocí», dijo Page. “Durante mucho tiempo ni siquiera pude mirar una foto de mí mismo”.

Cuando tenía poco más de 20 años, se declaró lesbiana, algo que pensó que “era imposible” durante mucho tiempo. Pero seguía disconforme con su cuerpo. 

“Hay estereotipos generalizados sobre la masculinidad y la feminidad que definen cómo se supone que todos debemos actuar, vestirnos y hablar”, explicó Page. «Y no sirven a nadie».

La pandemia por el coronavirus y el parón obligado que tuvimos que hacer todos fue decisivo para él.

Se aisló con su esposa, Emma Portner, y tuvo tiempo para explorar el género. Dijo que aprendió sobre estrellas transgénero como Laverne Cox y leyó las memorias de P. Carl, Becoming a Man .

“Tuve mucho tiempo por mi cuenta para concentrarme realmente en cosas que creo que, de muchas maneras, inconscientemente, estaba evitando”, dijo. «Finalmente pude aceptar ser transgénero y permitirme convertirme por completo en quien soy».

Elliot se sometió a fines del año pasado a una cirugía para extirpar el pecho femenino y darle una apariencia más masculina a esa zona.

Aunque asegura que una cirugía no es necesaria para ser quien es, ha podido volver a mirarse al espejo con tranquilidad. Pero sin duda lo que más le ha emocionado es volver a la peluquería y cortarse el pelo como cuando tenía 9 años. Cuenta que eso lo hizo llorar. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.