Hace una semana mi chica y yo tuvimos nuestra primera cita en la clínica IVI para buscar a nuestro hijo a través del método ROPA.

Mi chica, bueno, en realidad desde hace un año es mi esposa, Vane y yo, vamos a convertirnos en mamás, y no sabéis lo ilusionadas que estamos.

En mi próxima regla comenzaremos con las hormonas para poder extraer a Vane la mayor cantidad posible de óvulos, los que serán fecundados con semen de donante. La idea es que yo geste a nuestro bebé.

Con el tema de la fecundación del óvulo vienen las preguntas sobre el donante y cómo escoger en España un banco de semen, tanto si haces el tratamiento en una clínica privada como si lo haces por la seguridad social.

Comenzamos a revisar la lista de bancos y rápidamente obtuvimos respuesta del banco de semen IVI. Te envían una plantilla para rellenar con tus datos y los datos de tu pareja, además de vuestras características físicas, para buscar un donante que se pueda parecer a ambas futuras madres.

Seguro que tal como hace mi chica te preguntas: <<¿pero y cómo van las cosas? ¿Puede donar cualquiera?>> Y no, no puede donar semen cualquiera. El proceso de selección en IVI es bastante exigente.

Los hombres que donan semen deben hacerlo de manera altruista, y tener entre 18 y 40 años. El primer filtro es analizar su esperma. Aquí muchos se quedan atrás porque debe tener una concentración elevada (3 veces mayor que lo que la Organización Mundial de la Salud define como normal) y una movilidad de más del 50%.

Los que pasan esta prueba van a la segunda parte, la de antecedentes médicos familiares y personales, y una exhaustiva entrevista personal para conocer su historial.

Una vez que la psicóloga del centro da el visto bueno a un donante y la calidad de su semen es buena, se realizan las pruebas genéticas. Y es preciosamente este punto lo que nos hizo decidirnos por IVI. A los donantes se les realiza un test de compatibilidad genética para ver si portan alguna enfermedad recesiva hereditaria común susceptible a ser heredada.

En España los donantes de semen son anónimos y no tienen ningún derecho ni ninguna responsabilidad por los niños nacidos gracias a su donación. Pero eso no significa que nuestros hijos no vayan a conocer más de sus orígenes. Como futura madre soy consciente de que los avances científicos permitirán a mis hijos, seguramente al ser mayores de edad, conocer la identidad de su donante o familiares a través de los test genéticos.

Pero bueno, paso a paso. Eso vendrá seguramente en el futuro y la mejor manera de enfrentarlo es ser siempre honesta con nuestros hijos sobre la manera en que han sido buscados, deseados y concebidos. De momento comenzaremos la estrimulación con hormonas, pediremos la muestra semen con nuestras características físicas y cruzaremos los dedos para que en el primer intento podamos embarazarnos de nuestro ya amado hijo o hija.

2 Respuestas

  1. David

    Una de los aspectos que puede influir es que se pueda realizar un Fenomatch en la selección del esperma. Fenomatch permite mediante la utilización de algoritmos de inteligencia artificial, seleccionar, de entre los óptimos clínicamente, el donante que más se parece a tu pareja.

    Responder
  2. Elisa

    Pero eso de Fenomatch no es ilegal?? La ley dice que es el médico de la clínica quién debe realizar la selección del donante, si lo dejamos a una máquina mal vamos; ni sabemos bajo que parámetros se hace la selección y entre cuantos se hace la selección. Yo prefiero dejarle eso a mi médico que es quién de verdad me conoce.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.