El Senado alemán aprobó el pasado viernes un proyecto de ley para reconocer el matrimonio entre ciudadanos del mismo sexo gracias a los gobiernos de regionales de socialdemócratas, verdes y de izquierdas.

Ahora, la validez de uniones gay está en manos de la Cámara Baja, donde fue presentada la propuesta. El avance se logró a partir del referéndum de Irlanda, que abrió un debate en distintos países que comenzaron a cuestionarse sobre que no existe ningún motivo para tratar de forma distinta a heterosexuales y homosexuales.

Dicha iniciativa implicaría reformar el Código Civil alemán, pues hasta el momento las parejas homosexuales únicamente pueden registrarse como “de hecho”, un reconocimiento que se logró en 2001 por el entonces gobierno de coalición de socialdemócratas y verdes, que lideraba Gerhard Schröder.

Al respecto, la canciller alemana, Angela Merkel, acepta que, aunque para ella el matrimonio sigue siendo exclusivamente entre un hombre y una mujer, se ha creado un debate con distintas opiniones en el seno de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU).

Por su parte, el Partido Socialdemócrata (SPD), socio en el gobierno de Berlín, favorable al reconocimiento del matrimonio gay, sin embargo, su legalización no es un punto incluido en el acuerdo de gran coalición firmado con Merkel al inicio de la legislatura.

Actualmente, existe aún una enorme brecha entre los derechos que gozan las uniones heterosexuales y las “de hecho”.

Fuente: El Universal

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies