Otra empresa privada se desmarca de la heteronormativad en una campaña de publicidad. En este caso ha sido Multiópticas, que en su spot “sal” anima a salir del armario, mostrando en imagen a una pareja de mujeres dándose un beso. Los usuarios y activistas LGTB en redes sociales están ofreciendo su apoyo a la iniciativa publicitaria y reconociendo la normalización que representa. Solo unos pocos homófobos y ultraderechistas se han desmarcado con acusaciones a la empresa de “claudicar con la ideología de género” y amenazas de boicot.

Este es el spot que está emitiendo la compañía Multiópticas. Quizá, atreverse a cambiar de gafas no sea un reto excesivo, pero si se anima a salir “del armario” la cosa cambia.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

La nota negativa la ponen un pequeño grupo de usuarios homófobos, ultraderechistas e incluso franquistas, a los que no les queremos dar ninguna publicidad, que han utilizado redes sociales como Twitter o Facebook para arremeter contra la “ideología de género” y llamar al boicot.

Estos pocos exaltados, sin embargo, no deslucen el avance positivo de Multiópticas, una empresa que el año pasado retiró otro spot (“Ten la increíble sensación de estrenar todas las veces que quieras”), ante la avalancha de críticas por la estereotipación de la figura de las mujeres. “Multiópticas lamenta la polémica generada por el spot, que dejó de emitirse el día 29 de abril de 2015, y toma en consideración las opiniones vertidas al respecto teniéndolas en cuenta para futuras campañas”, decían en un comunicado publicado en enero de ese año. En este sentido, si patinaron en su momento con una desafortunada campaña y recibieron la desaprobación mayoritaria, ahora es justo aplaudir su acierto.

La diversidad y la visibilidad LGTB ganan terreno en la publicidad

El pasado mes de agosto aparecía en un post la emisión del spot del friegasuelos Asevi Mío, protagonizado por una pareja gay. Este producto desmitificaba el rol sexista clásico de la mujer como única responsable de la limpieza del hogar y reconocía la existencia de modelos familiares distintos al heteronormativo.

Anteriormente, en abril de 2015, también se lanzó la campaña realizada por la multinacional Coca-Cola. En el caso contrario, nos hemos mantenido vigilantes para denunciar las actitudes empresariales discriminatorias. En 2013, Guido Barilla, presidente del grupo Barilla (conocido fabricante de pasta italiana) hacía las siguientes declaraciones homófobas: “no haremos publicidad con homosexuales porque a nosotros nos gusta la familia tradicional. Si a los gais no les gusta, siempre pueden comer pasta de otra marca”. Una bravuconería que tuvo que rectificar a los pocos días tras las múltiples muestras de boicot y que, incluso, mereció una reiteración de sus disculpas ante la comunidad LGTB.

Fuente: Dosmanzanas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar