No sé si lo habréis notado en vuestras propias familias, pero cuando nuestros niños viven en un ambiente de diversidad familiar, cuando además de verlo en sus propios hogares lo ven en cuentos, en historias que le contamos, en amigos que les presentamos, simplemente la diversidad se vuelve la normalidad.

Yo lo veo en mis hijos, en cómo han incorporado la idea de que las familias son distintas, diversas, ninguna mejor que la otra, que lo único importante es que haya amor.

Lee también: Una mamá Noel lesbiana de 77 años lleva 20 repartiendo regalos a jóvenes LGTB repudiados por sus familias

Tal como el pequeño que protagoniza el anuncio navideño que ha lanzado Fundación Triángulo en colaboración con la Dirección General de Política Social Infancia y Familias de la Junta de Extremadura: «el amor hace familias».

En el anuncio vemos a este niño que motivado por lo que hemos vivido en 2020, la pandemia del coronavirus y la soledad de muchos mayores, se le ocurre que Papá Noel y Los Reyes Magos, las figuras estrellas de cada Navidad, vivan juntos y conformen una sola familia, para así no tener que sufrir la soledad.

Lee también: Happy Season, la película lésbica navideña que nos ha encantado

El niño les enseña a los Reyes su propia familia, junto a sus dos mamás y su hermanita. Es realmente tierno.

La idea de la campaña no es solo visibilizar a las familias LGTB, también que existen diferentes maneras de ser y crear familias, que no prima la genética o la biología, sino que el amor y el respeto entre unos y otros.

Lee también: 30 familias LGTB españolas se unen para cantar Resistiré, y el resultado es maravilloso

«Desde el área de familias de Fundación Triángulo creemos que es importante, por ejemplo, dar visibilidad a las familias adoptantes y acogedoras, con realidades poco conocidas y que tienen un papel determinante. Cuando hablamos de familias en numerosas ocasiones se tiende a poner un calificativo en función de la vía en la que se han conformado, otorgando menor valor a las otras, las LGBT, las reconstituidas, las adoptantes, etc. Desde Fundación Triángulo reclamamos que tratemos y reconozcamos el valor de todas por igual.

También hay que hablar de acogimientos y adopciones por parte de familias homomarentales y homoparentales. Sus realidades, las vidas de las niñas y niños que ven garantizado su derecho a tener una familia deben ser abordadas y visibilizadas para romper con las discriminaciones que por cualquier motivo pudieran sufrir».