Hasta hace algunos años, satisfacer al consumidor de la comunidad LGBT era complejo para muchas empresas, ya que no solo debían enfrentarse a un público cuya información disponible era insuficiente, sino que además podían verse afectados por prejuicios de los grupos de la sociedad que rechazan la diversidad sexual.

Sin embargo, la última década ha sido «reveladora» para estos empresarios y emprendedores, ya que no solo han comprendido la importancia social de producir para consumidores desatendidos, sino también que la inclusión de todos los actores de la sociedad es vital para el crecimiento exponencial de un negocio.

Bajo este último aspecto, ha surgido un aliado inesperado: el e-commerce.

Gracias a este canal de ventas, y a la creciente importancia de la comunidad LGBT dentro del desarrollo económico global, han dado nacimiento a un millar de negocios de alta rentabilidad, esta última muy por encima de lo que registran empresas que obvian a este sector de la población.

E-commerce y comunidad LGBT

La unión entre estos dos actores de la economía mundial no se basa simplemente en el mundo de la moda y la presencia digital de un catálogo de Zara, sino de todo un entramado de negocios, caracterizado por ser tan diverso como sus consumidores. Desde el surgimiento de toda una nueva ola de negocios turísticos, hasta el potenciamiento de los mercados de la salud y estética, el mercado LGBT da pie a todo tipo de emprendimientos.

Del mismo modo que millones de empresas y negocios han experimentado un incremento en la rentabilidad de sus negocios una vez crean su presencia digital, quienes adicionalmente satisfacen a la comunidad LGBT tienen la posibilidad de atender un mercado al que cada vez se le brindan más derechos en todo el mundo.

Sin embargo, aunque el mercado de la moda no sea en el que más invierte, no significa que no sea representativo. De estar disponible a través de internet, un catálogo de Tricot (marca ubicada en territorio chileno) puede llegarle a un público que está a miles de kilómetros (a España, específicamente) si se promociona en sitios dedicados especialmente a la comunidad LGBT, demostrando un aspecto clave de esta alianza: democratización de los negocios.

Rentabilidad del público LGBT

Puede que formes parte de esta comunidad y no conozcas cómo se beneficia el mundo de los negocios de ti, pues la realidad es que actualmente este es uno de los públicos más rentables debido a una serie de características muy repetidas: clase media-alta en su mayoría, habitantes de zonas urbanas, bajo aprecio por el ahorro (pocos buscan comprar más barato o descuentos en tiendas), y en buena medida forman parte del mercado double income no kids (de ingresos dobles sin hijos), en caso de las parejas que no tienen niños.

Gracias al e-commerce estos mercados no solo son rentables en las principales potencias del mundo, sino que decenas de países se benefician gracias al incremento en el alcance. Así, como lo mencionamos anteriormente, los precios de descuento de un catálogo de Zara o de un catálogo de Tricot de Latinoamérica pueden ser aprovechados por los consumidores LGBT ubicados en otros países de todo el mundo.

Es por todo esto que la comunidad LGBT gasta hasta un 15% más que el resto de la población, generando más de 830 millardos de dólares para empresas proveedoras de bienes y servicios en todo el planeta.

Aunque hace algunos años ya había iniciado la unión entre el mundo de los negocios y la comunidad LGBT, esta nueva alianza con el comercio electrónico podría volverse una de las alternativas de negocios más rentables de la actualidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.