Nos encantan las historias preciosas, de amor, de perdón, de comprensión. Donde los buenos sentimientos ganan a la ignorancia y a los prejuicios.

Esta historia de amor entre un padre y un hijo nos llega desde Costa Rica. Geovanny Delgado es el vicepresidente de la principal asociación LGTB del país: Movimiento Diversidad.

Cuando Geovanny le dijo a su padre que era gay, éste dejó de hablarle durante cuatro años.

“Yo era muy machista. Reprimí mucho a mi hijo y fue muy difícil, incluso, tuvimos como una especie de divorcio entre nosotros, donde no nos hablamos por cuatro años, hasta que me enteré que él y su pareja se habían intoxicado con unos mariscos y no tenían a nadie que los auxiliara, salí en carrera para el apartamento y luego al hospital”, recordó el padre.

Fueron las palabras de una enfermera del Hospital México las que lo hicieron reflexionar “¿Porque su hijo es gay ya no es su hijo?”, de eso ya hace unos ocho años.

Un episodio muy importante para ambos fue cuando se dio esa reconciliación, Geovanny hijo (el padre se llama igual) estaba participando de una marcha frente a la Asamblea Legislativa y lavando las paredes que habían sido rayadas cuando su padre, que trabaja en el Tribunal Supremo de Elecciones, iba pasando por ahí y se le acercó.

“Yo lo vi donde venía y pensé que me iba a decir que yo era una vergüenza para él, pero por el contrario, me pidió que lo perdonara que reconocía su error, que me amaba y estaba orgulloso de mí. En ese momento me quedé sin palabras”, dijo aún con la voz entrecortada al recordarlo.

Geovanny padre recordó que, ese día, cuando vio a su hijo envuelto en la bandera de la diversidad y lo abrazó, sintió como se liberó del rencor.

Y en la próxima marcha de la diversidad, que se celebrará el domingo, el padre acompañará a su hijo para manifestarse por sus derechos.

“Desde que ellos empezaron la lucha por sus derechos, mi hijo ha sido un líder, un luchador y un valiente que siempre ha participado en dichos desfiles, por eso estaré orgulloso de marchar junto a él todo el camino y ayudarlo en lo que necesite. Incluso, mis hermanos me van a acompañar”, explicó el padre.

Otro detalle que conmovió a Geovanny, fue cuando su padre lo invitó a la casa junto a su pareja y vio las fotos de sus hermanos con sus parejas y también había una de ellos que, incluso, no supo como la obtuvo, pero lo hizo llorar de alegría.

“Que mi papá vaya a marchar este domingo conmigo es la recompensa más grande que puedo tener en mi vida. Nunca pensé que mis padres me aceptarían y que comprendieran que somos seres humanos como cualquier otro”, comentó el activista gay.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies