En diciembre del año pasado se estrenó ‘Coco‘, una de las películas reciente de Disney que más cumplidos ha recibido tanto por parte de la audiencia como por parte de la crítica profesional. Eso acabó beneficiando profundamente a Adrián Molina, que fue tanto guionista como co-director de la misma, y saltó a la fama gracias a ella. ‘Coco’ ya es considerada uno de los grandes éxitos de Pixar, e incluso logró un Oscar a mejor película de animación. Por su parte, Molina dedicó este galardón a su marido, Ryan Dooley.

Hace poco, Molina realizó una entrevista para el medio Huffington Post, en la que no dudó en comparar la situación de Miguel, protagonista de ‘Coco’, con el colectivo LGTB, puesto que, según él, “su pasión, ese sentido de la persona que es en realidad pero sin poder expresarlo, y la forma que tiene de abrirse camino en ese conflicto, pueden darle voz a una persona queer“. A partir de ahí, explicó que le encantaría hacer una película animada que tuviera temática LGTB, para así poder dar una mayor visibilización a este colectivo.

 “Tienes que tener a alguien con una idea muy buena. Tendría que ser una historia convincente, con un atractivo universal; hay muchas historias preciosas aún sin contar y muchos personajes inexplorados. Estoy completamente a favor de ello“. Molina hace hincapié en que incluso del colectivo LGTB hay una diversidad de historias increíbles, puesto que “mucha gente tiene esta experiencia de formas muy distintas. Quiero ver tantas interpretaciones de eso como pueda. Creo que es posible. Hay cantidad de artistas brillantes que están a la altura de conseguirlo. Me encantaría ver tantas cosas que no se puede cuantificar“.

¿Veremos una película LGTB de la mano de Disney?

Adrián Molina cree que “contar historias tiene un efecto transformador. Al crear ‘Coco’, me di cuenta del efecto que tiene en la gente que nunca se ha visto representada en la pantalla“. De esta forma, una película que representara al colectivo LGTB también podría tener este efecto, y podría servir para que cada vez más gente se pudiera ver reflejada en las películas de animación.

Como humanos, todos sentimos dolor, pena y anhelo, además de alegría, euforia y conexión. Creo que en estos rasgos nos encontramos a gusto al saber que son compartidos por todas las culturas, identidades y experiencias“, explicó Molina en su entrevista. La idea de crear una película de animación LGTB no es algo nuevo, sino que lleva hablándose mucho tiempo de la necesidad de plasmar identidades sexuales diferentes en películas para el público más joven. Sería una forma muy buena de crear una mayor diversidad,siempre desde el respeto y la igualdad. Aunque está por ver si la productora se decide a dar el paso en algún momento, claro.

por Maribel Baena

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies