Resulta indignante tener que estar escribiendo este tipo de noticias en el año 2021 y en España, el país número uno en el ránking de aceptación de la homosexualidad y el que mayor cantidad de población LGTB tiene de l Unión Europea.

Lee también: Quién era Samuel, el chico asesinado al grito de «maricón» en A Coruña

Una agresión lesbófoba ha tenido lugar hace dos días en Reus, Tarragona. Dos adolescentes de 15 años estaban paseando en un parque, hasta que se encontraron con un grupo de jóvenes que comenzaron a insultarlas llamándolas «lesbianas» y «trans», como si la identidad de género y la orientación sexual fueran un insulto. 

Lee también: Un chico de 12 años se suicida por el acoso homófobo que recibía en su colegio

Ellas se fueron caminando más rápido pero los chicos las persiguieron tirándoles piedras. Ellas intentaron escapar pero las alcanzaron y una de ellas recibió un golpe en la cabeza que la hizo caer al suelo. A la otra le robaron el móvil mientras le gritaban «puta».

Lee también: El corto que mejor explica las diferencias entre orientación sexual e identidad de género

Las chicas se escondieron hasta la madrugada en un portal, tenían mucho miedo a salir. Y como una de ellas no llegó a su propia celebración de cumpleaños sus padres denunciaron su desaparición. La madre de la chica golpeada hace la denuncia en televisión y añade que los agresores eran dos chicos de origen marroquí y que no es la primera vez que la pareja recibe insultos. «A mí me cuenta que la llaman puta y que le tiran piedras. Esto no se puede creer en el siglo XXI».

Lee también: Esto es lo que crecer rodeado de homofobia le hace al cerebro y a las emociones

Basta ya de LGTBfobia. Se necesitan políticas reales para frenar el odio.