El tema del uso de los baños por las personas transexuales en EE.UU. está dando mucho que hablar y la forma en la que los diferentes locales y establecimientos se organizan para adaptarse a las nuevas leyes es, en ocasiones, de lo más humillante. Es el caso de una escuela de Wisconsin que obliga a sus estudiantes trans a hacer uso de un brazalete.

En principio, el colegio permite a sus estudiantes trans hacer uso del baño con el que se sientan identificados, pero tan sólo si llevan como identificación un brazalete verde. Es decir, que sí, que los transexuales pueden ir al baño que consideren pagando el precio más alto: ser marcados y reconocidos por el resto de compañeros y trabajadores del centro.

Diversas asociaciones ya han realizado protestas por este hecho ya que esto solo alimenta el estigma y les mantiene más alejados de la sociedad. Esperamos que dicha escuela recapacite y busque otras medidas menos discriminatorias a la hora de hacer uso de los baños.

Leer también Niña trans, la cara visible del rechazo a la “Ley del baño de Carolina del Norte”

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar