Os presentamos hoy una película alemana de 2013: Freier Fall  (Caída libre).

ovejarosa.comCaída libre. Sinopsis.

Marc (Hanno Koffer) es un agente de policía que vive con su novia Bettina, embarazada, y con la que en apariencia mantiene una genuina relación de amor y comprensión. Es una pareja feliz. Pero las dudas llaman a la puerta de Marc cuando conoce a Kay (Max Riemelt) en un curso de formación. El desconcierto, el miedo, la incomprensión de sentirse atraído por otro hombre. Una clase de deseo que hasta ahora desconocía, que incluso repudiaba, despierta dentro de él.

Análisis:

Este filme es muy serio, como todo lo alemán, vamos. En él no cabe lugar alguno para la relajación, el sentido del humor, los interesantes secundarios o los pasajes intermedios como Ang Lee creaba en su claro referente Brokeback Mountain apoyado por los magnificos paisajes o la música hipnótica de Gustavo Santaolalla.

Es un filme directo y va al grano, la historia es un drama puro y no hay concesión alguna ni ganas de alejarse de lo que le importa al director: las consecuencias de dejarte llevar por el corazón. Ese es el meollo de la cuestión. El hecho de que la historia esté ambientada en una academia de policia especial anti-disturbios siempre apoya más el morbo gay, claro está, los uniformes siempre nos ponen pero aquí es una mera excusa que ayuda a crear tensión entre los dos apasionados cadetes rodeados de tanto macho-man.

Hay que decir que es un filme tan serio que hasta podría ser de consumo masivo y no sólo destinado al público gay como habitualmente terminan este tipo de filmes. Tiene una factura muy buena, técnica depurada y bien dirigida. La música está perfecta subrayando la emoción y nunca sobresaliendo más de la cuenta. Los dos actores principales, Hanno Koffer como el hetero que cae en las redes de su compañero Max Riemelt, están sobresalientes.

Es una película que podéis ver incluso en familia sin temor a que ninguna secuencia nos sonroje ya que no hay nada que no sea fruto de la evolución natural de la historia o puesto de forma gratuita. es habitual en filmes gays que nada más empezar o justo a los pocos minutos asistamos a una secuencia tórrida o algún desnudo integral masculino para marcar el territorio y que el espectador gay se sienta satisfecho.

Pues en Caída libre hay secuencias tórridas y desnudos integrales masculinos pero cuando tocan y no detienen la historia sino al contrario, ayudan a crear aún más tensión en el film. Nuestro confundido protagonsita que asiste al parto de su hijo en mitad de película se ve envuelto en un gran dilema contra sí mismo, contra su corazón y contra su mujer, protagonizada por una estupenda Katharina Schüttler.

ovejarosa.com

Es una película muy bien dirigida, sorprendentemente sobria, de hecho es como si al director no le importase lo más mínimo que es un filme sobre un hombre que se niega a salir del armario. Los personajes están tratados con mucha delicadeza y asistimos a muchas secuencias cuando entre ellos no se están viendo pero se están mirando o espiando, recurso muy bueno que utilizan grandes directores como James L. Brooks u Oliver Stone, lo cual nos aporta mucha complicidad con ellos ya que sabemos intimidades y confidencias, que ni siquiera sus propios cónyuges conocen.

En defnitiva, no quiero extenderme mucho en contar sobre la trama ya que prefiero que la busquéis y la disfrutéis sin saber mucho de ella, como ha sido mi caso

Destacar también el último plano del filme, que es para mí una prueba más de que estamos ante un filme muy bien pensado y estructurado. Habrá que seguir de cerca los pasos de este joven director germano Stephan Lacant.

 Carlos Dueñas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies