En la edición de la BERLINALE 2004 tuve la oportunidad de ver un film que dejó a todo el público enganchado. Conocí a la directora, una encantadora Liz Gill y pude hablar con ella sobre su película. La verdad es que es de las obras cinematográficas gays más desconocidas pero os lo recomiendo desde aquí para que podáis recuperarla.

Goldfish_Memory_(2003)LA MEMORIA DE LOS PECES (Goldfish Memory). Sinopsis.

Cuando Clara (Fiona O’Shaughnessy) descubre a su novio besando a Isolde (Fiona Glascott), se produce una reacción en cadena de romances, corazones rotos y relaciones tortuosas. Cada personaje trata de buscar el significado de “una relación perfecta”. Mientras unos se casan y otros se separan, algunos sólo comparten una semana juntos… En lo único en lo que todos están de acuerdo y los une es que no se puede vivir sin amor.

Análisis

Cogiendo la estructura que en su momento inventó Robert Altman en Short Cuts (Vidas cruzadas) y que tantas películas ha influido desde entonces, Goldfish Memory nos ofrece para empezar una visión de una ciudad Dublín donde se desarrolla la trama muy diferente a la gris y conflictiva políticamente hablando de la que el cine nos tiene acostumbrados. Una historia colorista y ágil que mezcla un montón de personajes y situaciones con un resultado realmente notable, divertido y, sobre todo, dando una visión de las relaciones homosexuales totalmente integrada entre otras heterosexuales.

ovejarosa.comHay un leitmotiv  visual constante. Es el de las peceras con peces de colores y su directora usa frecuentemente esa “huella visual” como  transición natural entre escenas. También se usa constantemente como referente  la leyenda de que los peces sólo tienen 3 segundos de memoria y así cada vuelta que dan en la pecera les parece todo nuevo otra vez, creando un paralelismo con las relaciones sentimentales donde las rupturas son olvidadas con rapidez para poder empezar una nueva relación. Liz Gill traza una historia donde una atractivísima Clara (Fiona O´Shaughenessy), sorprende a su novio Tom (Sean Campion), un cuarentón bastante patético que conquista todas sus novias regalándoles el mismo libro y recitándoles poemas de Rilke. Resulta ridículo su personaje que compulsivamente necesita conquistar chicas cada vez más jóvenes para sentirse alguien. Es bastante divertida la secuencia de la discoteca donde una novia que le saca más de 20 años le lleva a bailar y el pobre no sabe ni cómo moverse en ese ambiente y con esa música. Aquí os dejo un resumen largo del film.

Fiona conocerá a Angie, una reportera local bastante guapa también y entablarán una relación lésbica que hará descubrir en Fiona una parte de sí misma que desconocía. Angie a su vez comparte piso con Renée, un chico que está enamorado de otro que tiene novia y este, a su vez, también se siente atraído por Renée. Vamos, podríamos seguir y seguir entrecruzando la madeja pero a fin de cuentas os aconsejo que seáis vosotros mismos quienes disfrutéis de esta deliciosa comedia. Más allá de la superficialidad del film existe un trasfondo donde se abordan muchos temas más serios, como la necesidad de tener hijos en una pareja lésbica o la vorágine en la que nuestro maduro y malogrado Tom se ve envuelto, donde finalmente caerá en su propia trampa y acabará descubriendo las verdaderas sensaciones cuando te enamoras de alguien de verdad. Espero que os guste esta recomendación. Os dejo el tráiler original del film y nos vemos la próxima semana.

Carlos Dueñas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies