Canela nació el 23 de abril de 1957 en Rosario, Argentina. Pero entonces no era Canela sino Ajax, curioso nombre que le dieron sus padres en honor a la mitología griega. Estudió arquitectura quizá influenciada por su padre ingeniero. Su madre era farmacéutica. Montó un estudio de arquitectura muy reconocido y comenzó a dar clases como docente. Conoció a una mujer, se casaron y tuvieron 3 hijos durante los 27 años que estuvieron juntos.

Canela Grandi eligió su nombre a los 50 años. Fue un cambio lento, como si se reconstruyera poco a poco. Su historia llegó a oídos de la cineasta Cecilia del Valle, quien la eligió para hacer el documental que se estrenará en el ciclo Mujeres Diversas.

En principio, mi interés vino por la arquitectura, es una gran pasión que tengo, y por cierta posición que tiene Canela sobre el urbanismo y la arquitectura en Rosario. Hacía siete años que había vuelto a la ciudad, y notaba algunas cuestiones. Cuando la conocí, me sentí muy afín a cierta forma de ver la ciudad. Eso fue lo primero que me atrajo. Obviamente, también por ser Canela una mujer transexual muy consciente del crédito vital, puesto que decidió cambiar a los 48 años.

Lo que creía que era, no era. Actuaba un personaje. El cambió no fue de la noche a la mañana. No me acosté una noche con bigotes y cuando me desperté me puse una pollera. Con el paso del tiempo empecé a sentir cosas. Lloré, sufrí, me angustié y pasé por mucha incertidumbre. Sentía que necesitaba vivir otra vida.

Se acabó separando y se fue a vivir, después de un tiempo, a casa de su madre. Su madre, al principio desconcertada, como cabía esperar, terminó aceptando la identidad de su hija. Canela reflexiona sobre el tiempo que pasó sola y lo valora como algo muy positivo.

Cuando uno está solo tiene un poco más de tiempo. Te permite encontrarte con vos misma. Me di cuenta que estuve 50 años viviendo como alguien que no era.

Eligió su nombre porque su amiga Valeria le dijo que tenía un cierto aire a una presentadora de televisión de su infancia. Y desde entonces, se ha afirmado como mujer y hasta tiene su documento de identidad cambiado.

Acaba de estrenarse el documental «Canela, el proyecto» y se ha quedado tan corto que la realizadora argentina, Cecilia del Valle, realizará un largometraje que se espera para 2019.

A lo largo de los casi seis años de rodaje en la vida real de Canela pasaron muchas cosas que se verán en el unitario: “Ella fue abuela, su hija se fue a vivir a Europa, su madre falleció, y Canela se cambió el Documento de Identidad, y por su cambio de vida, perdió grandes constructoras como clientes, y sus clientas se volvieron todas mujeres”.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar