Que mejor noticia para celebrar el día de los enamorados que anunciar que dos capitanes del Ejército de EEUU, que se conocieron hace ocho años siendo cadetes de West Point, acaban de casarse en esta academia militar en lo que se considera la primera boda gay que se lleva a cabo en la prestigiosa institución.

Los capitanes Daniel Hall, de 30 años de edad, y Vincent Franchino, de 26, ambos pilotos de helicópteros Apache destacados en Fort Bliss, en El Paso, Texas, celebraron su boda en la Capilla de Cadetes de West Point.

Daniel Hall junto a su ya marido Vincent Franchino

La pareja fue casada por una reverenda de la Asociación Unitaria Universalista, una iglesia de origen protestante que ha demostrado una gran apertura hacia la comunidad LGTB.

Franchino, novato en West Point, conoció a Hall, estudiante de último año, en la academia militar en 2009 y tuvieron su primera cita en febrero de 2012, pocos meses después de la eliminación de la política “Don’t Ask, Don’t Tell” (“No preguntes, no digas”) en 2011, que prohibía a los militares abiertamente gais servir en las Fuerzas Armadas de EEUU.

La política prohibía a las Fuerzas Armadas preguntarles a sus miembros cuál era su orientación sexual pero les permitía sacar de sus filas a quienes reconocieran ser gais o que fuesen descubiertos en actividades sexuales, incluso en la privacidad de sus propios hogares, dentro o fuera de la base.

Es realmente frustraste cuando dos personas tienen sentimientos entre sí pero no pueden actuar”, dijo Hall en declaraciones al New York Times. “Estábamos sirviendo bajo una política que nos estaba diciendo a nosotros, marinos, soldados, pilotos y marines perfectamente capaces, que mintiéramos sobre nosotros mismos”.

Franchino y Hall se casaron uniformados y salieron de la capilla bajo un arco hecho de sables sostenidos por varios de sus invitados.

También usaron el sable de oficial del capitán Hall, un regalo de graduación de sus abuelos, para cortar la torta de matrimonio en la recepción en la mansión Skylands Manor de Ringwood, Nueva Jersey.

Los militares gais y lesbianas aún pueden servir abiertamente en las Fuerzas Armadas de EEUU, pero el presidente Donald Trump intentó el año pasado prohibir que personas trans sirvieran en la milicia, aunque esa decisión fue posteriormente anulada por un tribunal federal.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar