,Educar en casa o, como popularmente se conoce, hacer “homeschooling“, es una opción oída por todos pero muy poco conocida en realidad. Como todo lo que es realizado por minorías es susceptible de considerarse “raro”, “esotérico” o “poco confiable” por las mayorías, incluso existen países donde educar en casa no es una opción legal.

padresEn realidad, lo que define que el homeschooling sea bueno o malo para un niño no es tanto la práctica en sí, sino el contexto social, cultural y espacial de éste: Pongamos que los padres o las madres de el o los pequeños viajan constantemente y no pueden escolarizar a sus retoños en una escuela determinada. Pongamos que uno de los padres o madres tiene una formación docente incomparable y esta en contra de un sistema educativo que obliga a todos los niños a aprender los mismos conceptos al mismo tiempo, independientemente de sus diferencias individuales. Pongamos que determinada familia frecuenta una comunidad donde suele potenciarse el aprendizaje en el hogar, o que una familia siente mas afinidad por un método alternativo al común, como el método Waldorf o el método Montessori, pero no tiene un sostén económico que le permita pagar esta educación. Pongamos que el instituto o el cole de un determinado niño es una absoluta jungla y los padres o madres desean probar esta otra opción… Hay multitud de razones por las que educar en casa puede ser una opción.

En realidad, un niño en la escuela aprende los conocimientos necesarios de lenguaje, idiomas, matemática, geografía, biología, física y química, educación artística y educación física (etc), necesarios para entrar en la universidad, hacer una formación profesional o trabajar en una empresa propia o ajena. Si transmitimos estos conocimientos a nuestros hijos por nuestra propia mano,e incluso otros mas completos, ¿qué tendría de malo la enseñanza en casa?. Es mas, los mismos profesores recelan hoy en día del estilo de enseñanza imperante, donde no se hace suficiente incapié en el aprendizaje de la expresión y gestión emocional, en el aprendizaje de aptitudes musicales o en el aprendizaje cooperativo frente al competitivo. Si vemos en nuestro peque actitudes para la danza, para la música o el arte, ¿por qué no potenciarlas desde la infancia? Y si se siente muy atraído por el mundo de la naturaleza, ¿por que no enseñarle a desenvolverse en una granja? Y si destaca en determinado deporte, ¿por qué tiene que hacer lo que todos los demás en las clases de gimnasia? Y si tiene un don para las matemáticas o le cuestan en exceso, ¿por qué tiene que seguir el ritmo de la masa en su aprendizaje? Y así un largo etcétera:

Si realmente consideras insuficiente o inadecuado la forma en que la escuela educa, y crees que puedes transmitir a tus hijos los conocimientos que necesitan con mas profesionalidad y calidad, adelante, como ves, tiene ventajas, pero has de tener en cuenta que el homeschooling no es la opción fácil, sino todo lo contrario, y también tiene algunos inconvenientes:

Enseñar en casa implica que toda la responsabilidad recaiga sobre el progenitor que funciona como docente en cuestión. Este hecho supone una exigencia tremenda que no se puede delegar en nadie. En la escuela suele haber un psicólogo, aunque en muchos casos no el tiempo suficiente, y varios profesores que comparten la responsabilidad del aprendizaje de cada niño, aunque éste tenga un tutor. Es cierto que no puedes ser a un tiempo logopeda, psicólogo, psicomotricista, filólogo…En algún área o ante algún problema, tendrás que recurrir a ayuda externa. Relacionado con este aspecto hay otro tema a considerar:

– Todos recordamos algún profesor que nos marcó en el colegio o la escuela. En en caso del homeschooling tu eres todos los profesores. Tu hijo no vivirá la experiencia de tener varios maestros y diferentes formas de aprender, a no ser que compartas la responsabilidad con otros.

imagen como ensear a un nio en edad preescolarTengas o no experiencia docente, tendrás que estudiar lo que estudia tu pequeño. En la escuela los profesores suelen tener uno o dos cursos que repiten cada año, por lo que tienen resabido el temario y sólo necesitan actualizarse en información y tecnología. En tu caso, tendrás que reciclar cada uno de tus conocimientos de todas las materias para poder transmitírselas a tu hijo sin lagunas año a año. Ser el maestro de tu hijo requiere de muchísimo tiempo, tanto para actualizarte en las materias como para enseñarlas. Es un verdadero arte lograr esto y paralelamente seguir teniendo tiempo para el propio crecimiento profesional y personal.

Te toca aprender a no estar demasiado encima sin pecar de no estar lo suficiente. No ayuda a nuestros hijos sobreprotegerles en el aprendizaje. Nunca dejarles con una duda sobre lenguaje o macerando un problema matemático no les ayuda. A veces que se estanquen no es un drama, sino que es parte del proceso subterráneo de aprendizaje de una materia. Tendrás que tener paciencia y saber cuando echar una mano y cuando esperar.  y es que enseñar no sólo requiere conocimientos suficientes. También hay que saber enseñar, valga la redundancia, así como saber cómo funciona el cerebro del niño en el aprendizaje: Las mejores fases para aprender determinados conceptos y ejercicios.

El contacto con otros niños de su generación, es el otro objetivo de la escuela. Cuando practicamos homeschooling tenemos que cubrir esta necesidad de alguna manera, ya sea porque tenga amigos en la comunidad, en el parque, etc. Todo ser humano necesita socializarse con personas su misma franja de edad.

– Educar en casa requiere un enorme ejercicio de organización, sin olvidar que nuestro hijo es único, por lo que aprenderá a un ritmo genuino al que nos tenemos que adaptar. Organización y adaptación son las dos herramientas principales para lograr buenos avances. 

Hacer homeschooling exige constancia. Cuanto mejor organizado este el tiempo de aprendizaje mejor. No hay nadie que nos obligué a “ir a clase” así que somos nosotros mismos y nuestro hijo los que tenemos que autoregularnos y seguir un horario. Es importante disfrutar aprendiendo, pero nuestro hijo tiene también que aprender a frustrarse y a esforzarse.

fotolia_17847666_subscription_xxl

En conclusión, si te planteas educar en casa a tus hijos, evalúa muy bien las ventajas y dificultades del homeschooling. Recuerda que también tienes la opción intermedia: Complementar en casa lo que aprende tu hijo en la escuela, pero sin saturarle. En definitiva, lo mas importante es que tu hijo tenga la mejor educación posible para la vida.

Rocío Carballo

www.rociocarballo.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar