Tutanekai, es un bebé que no tiene ni dos meses, pero la foto que protagoniza ha dado la vuelta al mundo. Hasta ahora los bebés en las cámaras de diputados y senado habían sido siempre niños de madres que reivindicaban conciliación o que simplemente se habían llevado a sus hijos al trabajo por temas de lactancia, vínculo o por no tener con quien dejarle en ese momento. 

El bebé que aparece en la imagen, Tutanekai, nació el 10 de julio y acompañó a su padre al trabajo, el parlamentario Tāmati Coffey. Tāmati está casado con su marido, Tim Smith, y ambos han sido padres a través de la gestación subrogada. 

VER: Carta de un padre gay a Rocío Monasterio (VOX)

Coffey cogió una baja por paternidad de un mes y acaba de retomar su trabajo. El niño es tan pequeño que le lleva con él. 

Trevor Mallard es el presidente de la cámara y se ofreció a tener en brazos al pequeño y darle de comer mientras su padre se dirigía en un discurso a los parlamentarios. 

Mallard, líder laborista, no dudó en ayudar, ni tampoco en disfrutar de hacerlo.Su afecto por los bebés ya es conocido en el parlamento neozelandés y en 2017 también cuidó en plena sesión de Heeni, la hija de la legisladora Willow-Jean Prime

«Normalmente la silla del presidente sólo es usada por los oficiales a cargo pero hoy una persona VIP tomó asiento conmigo. Felicitaciones Tāmati Coffey y Tim por el nuevo miembro de la familia», dijo el político en su cuenta de Twitter.

VER: El primer alcalde abiertamente gay de Brasil se casa con su novio

La imagen tan bonita dio la vuelta al mundo. Y publicó también muchas quejas de usuarios, indignados con la calidad de los políticos de sus países, y deseando tener más políticos como éste. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.