Trump fue sin duda una catástrofe para la humanidad. y en especial para los colectivos más débiles. como los afroamericanos, los inmigrantes y, por supuesto, el colectivo LGTB.

Puso trabas para todo, como por ejemplo que las embajadas de Estados Unidos en el extranjero pudieran izar la bandera arcoíris en el mes del Orgullo, animó leyes que permitieran a los médicos no atender a personas trans en plena pandemia del Covid, quería permitir que las agencias de adopción católicas negaran a los niños ser adoptador por parejas del mismo sexo, no permitía a los niños y adolescentes usar en sus colegios los baños con los que se identificaban según su identidad.

Lee también: Estas son las primeras medidas LGTB de Biden.. ¡y nos encantan!

Y eso no es todo, abrió la puerta para permitir la discriminación en general por orientación sexual o identidad de género.

Pero Trump se ha ido y el gobierno que le sigue es sin duda el más LGTB de la historia de Estados Unidos. No solo porque ya ha empezado a revertir las medidas discriminatorias de la era Trump, también porque solo unas horas después de asumir, en una gran declaración de intenciones, cambió el formulario de contacto para todos aquellos que quieran escribir a la Casa Blanca, posibilitando que quienes no se identifican ni como hombres ni como mujeres, más bien como género neutro, puedan hacerlo. ¡Un importante paso de visibilidad para los no binarios!

Pero no es solo en medidas, también en cargos del gobierno. Ya el que haya una mujer en la vicepresidencia es una maravillosa noticia, pero es que también tenemos 3 cargos que por primera vez ocupan personas LGTB.

  • Pete Buttigieg
    Es el primer ministro abiertamente homosexual en un gabinete de Estados Unidos. Estará a cargo del Ministerio de Transportes. Cuando juró su cargo en el Senado declaró:“Me gustaría tomarme un momento para presentar a mi esposo Chasten Buttigieg, quien está aquí conmigo hoy. Estoy muy orgulloso de tenerlo a mi lado. También quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerle por sus muchos sacrificios y su apoyo para hacer posible que continúe con el servicio público”.
    Ambos hicieron historia al protagonizar una portada de la revista Time.
  • Rachel Lavine:

    Rachel Levine

    Primera mujer transexual en ocupar un cargo federal en un gobierno de Estados Unidos. Ha sido nombrada Subsecretaria de Salud, y cómo no, si tiene un currículum muy preparado para ello, a pesar del bullying que ha sufrido en redes sociales de todos aquellos que dicen que es un «hombre disfrazado de mujer». La doctora Lavine Rachel es profesora de pediatría y psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad Penn State, además de secretaria de Salud del estado de Pensilvania, desde donde ha estado trabajando por controlar la pandemia de coronavirus.

  • Sarah McBride:

    Sarah McBride senadora trans

    Primera senadora del país abiertamente trans. Tiene 30 años y obtuvo su cargo con el 90 por ciento de los votos, a pesar de la horrible campaña tránsfoba de su contrincante. Sin duda, esta gran activista por los derechos LGTB, ha hecho historia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.