El Gobierno de Andorra eliminará la diferencia «terminológica» entre el matrimonio civil entre personas heterosexuales y la unión civil entre personas del mismo sexo tal y como lo contempla la proposición de ley de la persona y la familia, que acaban de presentar los representantes de los tres partidos que componen el gobierno andorrano.

LEER: Mónaco legalizará las uniones civiles también para parejas del mismo sexo

En noviembre 2014 el Consell General (parlamento unicameral del Principado de Andorra) aprobó la ley que hacía posible las uniones civiles entre personas del mismo sexo y concedía a estas los mismos derechos que los de los matrimonios heterosexuales, incluida la adopción conjunta.

LEER: El matrimonio igualitario llega por fin a Irlanda del Norte

Seis años después, el gobierno andorrano ha decidido dar un paso más y suprimir las diferencias entre las dos uniones civiles, según lo determina el borrador de la proposición de ley de la persona y la familia, que el pasado 10 de marzo presentaron en rueda de prensa conjunta los tres partidos que conforman el actual gobierno andorrano.

Según explicaron, la futura ley de la persona y la familia actualiza en un único texto diferentes leyes previas que tienen que ver con la institución familiar, introduciendo diversas reformas como la supresión de la obligación de pasar por una separación como fase previa antes de conceder definitivamente el divorcio. En definitiva, existirá una única institución civil, con independencia del sexo de los contrayentes.

LEER: Elena y Deborah, protagonizan la primera unión civil en Italia

La proposición de ley, según asegura Diari d’Andorra, también plantea el reconocimiento de la filiación en el caso de niños nacidos mediante gestación subrogada en países en los que este procedimiento sea legal. Andorra, al igual que sus vecinas España o Francia, no permite la gestación subrogada en su territorio, pero la justicia andorrana ha reconocido la filiación en varios casos en esta situación (en línea con la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos). Si la propuesta se mantiene durante la tramitación parlamentaria, la futura ley reconocerá de forma explícita esta posibilidad.

LEER: SON NUESTROS HIJOS, la realidad de la gestación subrogada en España

Aun así, en Andorra no existe todavía el derecho legal de cambiar de género, y las leyes contra la discriminación y los delitos de odio no cubren tampoco la identidad de género.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.