Carlota es una princesa tan rosa como todas las princesas. Tiene un vestido rosa, una habitación rosa y una “feliz” y envidiable vida de color rosa pero, no obstante, Carlota se aburre muchísimo porque a ella todo esto de ir besando sapos en busca de un príncipe azul no lo interesa lo más mínimo. A ella lo que le gustaría sería cazar dragones, montar en globo o nadar a lomos de un delfín. La protagonista de esta historia hará tambalear a todo un reino por el solo hecho de querer ser la persona que quiere ser y no la que los otros quieren que sea. Según Carlota, la solución es muy fácil, la gente tiene que entender que hay niñas que en lugar de querer ser princesas rosas prefieren cualquiera de los millones de colores que hay en el mundo.

“¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?” nace con una intención y un objetivo muy claro: ser una herramienta con la cual trabajar valores tan esenciales como la igualdad de género o el derecho de niñas y niños a elegir libremente su propia identidad.

Fomentar una educación no sexista e invitar a los más pequeños a reflexionar y a hacerse preguntas al mismo tiempo que lo hace Carlota, nuestra princesa inconformista, es el núcleo alrededor del que gira este proyecto teatral.

Así, tomando como punto de partida el marco de los cuentos tradicionales, tan repletos de tópicos sexistas y por lo tanto tan identificables, se va hilando un mensaje que cuestiona las tradiciones casposas y se revela contra la imposición de estereotipos y prejuicios anacrónicos a los cuales a menudo nos vemos sometidos.

El cuento original es una lectura recomendada, en todos los colegios y bibliotecas de todas las autonomías, para trabajar la asignatura de CO-EDUCACIÓN.

Sólo hay que buscar un poco en Internet para sorprendernos del enorme interés que ha despertado y sigue despertando este libro: blogs entusiastas, trabajos escolares y representaciones teatrales que parece que no tengan fin.

La primera edición llegó a las librerías en noviembre de 2010. Se ha traducido a 4 idiomas, en sellos dedicados a la IGUALDAD DE GÉNERO, y ya tiene más de 10 ediciones en castellano y cuatro en catalán.

Es una maravillosa sorpresa descubrir que la escritora y la ilustradora son la misma persona: Raquel Díaz Reguera.

LA ADAPTACIÓN AL TEATRO

La obra original no llega a las diez páginas de texto y sólo tiene cuatro personajes y el libreto tiene más de sesenta páginas y nueve personajes, por lo tanto, podríamos considerar la adaptación casi como una obra nueva basada en el cuento de una autora que ha estado implicada al cien por cien en este proyecto. El espíritu del libreto es el mismo que alimenta las historias de Pixar, diálogos y situaciones divertidas e imaginativas que tanto pueden hacer reír a niños como a adultos.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies