La homofobia siempre tiene graves consecuencias. La homofobia con la que los niños crecen en sus familias, que se habitúan a ver en su entorno o escuchar en la televisión. Consecuencias para los homófobos y, sobre todo, para sus víctimas. El colectivo LGTB.

La homofobia nos está matando.

La nueva víctima es un adolescente de 18 años llamado Marlon Iván Guzmán, que vivía en México. David, uno de sus compañeros de colegio, de 16 años, llevaba tiempo atormentándolo por su orientación sexual. Tal era el nivel de acoso que, como afirma uno de los voceros del colegio Conalep: “Se había hablado con los padres de familia (de David) y con él, apenas dos días antes de estos hechos, y había compromiso de darle atención y seguimiento psicológico y que hubiera un compromiso por escrito, de buen comportamiento del muchacho. Lamentablemente estos hechos se dieron apenas dos días antes de esto”, explicó el representante.

Dos días después de este acontecimiento, que implicó poner en conocimiento a la familia de David de las prácticas violentas del muchacho, sucedió la tragedia.

Marlon y David comenzaron a discutir en la entrada del colegio. David reprochaba a Marlon su homosexualidad. David sacó un cuchillo de su pantalón y apuñaló en el pecho a Marlon, que falleció a las pocas horas en el quirófano de un hospital.

Una cámara de vigilencia capta el momento en que el chico, con las manos en su pecho, cae desangrado.

La homofobia nos está matando.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.