Shangay Lily, artista y activista a partes iguales, ha fallecido este lunes, 11 de abril, a los 53 años de edad por complicaciones en una larga enfermedad. Con su muerte desaparece la que era una de las voces más críticas de la escena pública LGTB, con la que se podía estar muy de acuerdo o en franco desacuerdo, pero que sin duda removía conciencias y agitaba pensamientos. No dejaba indiferente a nadie, y para una figura como la suya ese es posiblemente uno de los mejores piropos. 

Shangay Lily, o Enrique Hinojosa, fue un auténtico pionero. Nacido en Málaga, fue uno de los primeros drag queen españoles. Fue uno de los promotores de las sesiones Shangay Tea Dance y de la revista Shangay Express, la revista gratuita que en sus primeros años marcó toda una época en el ambiente madrileño. Conoció la popularidad televisiva y publicó varias novelas, piezas teatrales y un libro de poemas. Próximamente tenía previsto publicar su esperado ensayo, Adiós Chueca. En los últimos tiempos, antes de desaparecer de la escena pública, colaboraba con el diario Público a través de su blog Palabra de artivista

Y es que Shangay Lily, que sin abandonar su imagen rompedora con el paso de los años fue desdibujando su rol de “famoso” en favor de un acentuado perfil político (de izquierda, por si hay algún despistado), no era precisamente una figura cómoda para el activismo LGTB. Sus feroces críticas a la mercantilización de fenómenos como Chueca o el Orgullo apenas si admitían resquicios.

Y sólo alguien como Shangay Lily era capaz de presentarse en un acto de Mariano Rajoy y denunciar su actitud homófoba pocos días después de que el entonces candidato del PP a presidir el gobierno admitiese públicamente la posibilidad de derogar el matrimonio entre personas del mismo sexo con independencia de lo que decidiese el Tribunal Constitucional (algo que finalmente no sucedió). Por mencionar sólo uno de sus actos de protesta…

Militantemente ateo, honraremos su memoria no deseando que descanse en paz, sino agradeciendo la guerra que dio en vida.

Fuente: Dos Manzanas

Una Respuesta

  1. Mi Konos

    Precisa y preciosa semblanza de Enrique Hinojosa, un hombre valiente y solidario. Un luchador de los derechos civiles. Un amado de los dioses. Todo el cariño para los tuyos y para toda la comunidad. «Sit tibi terra levis»,
    qué la tierra te sea leve

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar