Austria es un país que podríamos calificar de atípico en cuanto a derechos LGBT. Por un lado los homosexuales no se pueden casar, pero por el otro pueden adoptar a los hijos de su pareja, hacer adopciones conjuntas y está permitida la reproducción asistida para parejas de lesbianas.

Para remediar esta situación, los hijos de cuatro parejas homosexuales y sus padres han interpuesto una demanda en la Corte Administrativa de Viena para que se agilicen los trámites, se reconozca el matrimonio igualitario y sus padres puedan casarse.

La demanda y la campaña de recogida de firmas la está llevando la asociación Ehe Gleich! que pretende conseguir, además de la igualdad, que los derechos de los niños estén más protegidos y que sean siempre respetados, además de darles más estabilidad y reducir la discriminación.

En Austria los políticos siguen divididos. Los conservadores están en contra del matrimonio gay, mientras que los social demócratas están a favor.

 

Fuente: AmbienteG

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar